Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 54 el Mar Oct 22, 2013 9:10 pm.
Últimos temas
» ¿Os interesaría hacer un foro de un internado?
Mar Feb 24, 2015 5:30 am por Rol

» Solicitud de baja
Mar Ago 26, 2014 9:45 am por Sandra Castillo

» Charles [Dennis, Dani y Jason]
Vie Abr 18, 2014 9:54 am por Dennis Martin Ingram

» Hanna's Relationship
Miér Feb 19, 2014 7:40 am por Hanna Montgomery

» Registro de Casas
Miér Feb 19, 2014 3:42 am por Sandra Castillo

» Registro de personajes
Miér Feb 19, 2014 3:31 am por Sandra Castillo

» Registro de Poderes
Miér Feb 19, 2014 3:24 am por Sandra Castillo

» Ficha de Hanna Montgomery
Miér Feb 19, 2014 3:23 am por Sandra Castillo

» Registro de Avatares
Miér Feb 19, 2014 3:23 am por Sandra Castillo

Tinypic
Image and video hosting by TinyPicForo rol Vista OceanoImage and video hosting by TinyPic Quimera Asylum https://2img.net/h/i1205.photobucket.com/albums/bb422/Realidadysuenosconsisi/4040.png PhotobucketNo Paradise In DarknessForo rol comunidad de policías rolMagic WorldHomenun Revelio Internado AstoriaMauna Loa: Academia Militar Darkest Night: El foro de rol de DC ComicsTLCPhotobucket Blue Bloods
Foro de rol basado en la serie "Los protegidos" presentada por Antena 3. Las ediciones de las imágenes, historias, textos, fichas y demás son propiedad del foro y no pueden ser distribuidas sin autorización del autor o de un administrador respectivamente. Licença Creative Commons
This work is licensed under a Creative Commons Atribuição-Uso não-comercial-Compartilhamento pela mesma licença 2.5 Spain License.

Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Luis Mendañá el Vie Feb 03, 2012 9:06 am

Acababa de recibir la llamada de Juliette de que había capturado a Lucas y lo llevaba a la sede de la organización, después de premiar su trabajo con rápidas palabras, colgué el teléfono y rápidamente lo descolgué para darle la buena noticia a "Madre", quien con escasa alegría me dio la enhorabuena, y me animó a conseguir que el chico no escapara antes de que ella llegara de su viaje desde una de nuestras sedes en el extranjero. Cabreado por el poco reconocimiento que había conseguido de ella, colgué el teléfono como si fuera a romperlo y lo tiré al suelo, del enfado.

Envié a dos de mis hombres a recibir a Juliette, para que le indicaran la celda en la que iba a estar encerrado hasta que "Madre" le eligiera una de nuestras casas, y comunicaran a Juliette que se quedara a vigilarle hasta que yo llegara. Cuando uno de los secuaces que había mandado de recadero a Juliette me informó de que el chico ya estaba en su celda, me levanté de mi silla y me encaminé a la puerta del despacho, antes de salir por la puerta dije:

- Reforzar la vigilancia exterior para que el chico no escape si consiguiera huir de la celda mientras alguno de los dos entramos o salimos de la celda, ¿entendido? -después de que mi secuaz asintiera a mis palabras crucé la puerta y me encaminé a la celda acordada, sin pausa pero sin prisa, radiante de felicidad, disfrutando de lo que sucedería a continuación, si todo salía según lo previsto.

Al llegar a la celda, sin ni si quiera fijarme en Juliette, miré sonriente a Lucas, como si acabara de ganarle a una partida de ajedrez que llevaba horas empezada:

- Hola, Lucas -le saludé con mi voz pausada y sin dejar de sonreír, sacando mi mechero para abrirlo y cerrarlo, lentamente, mientras pronunciaba cada palabra:- ¿Nos has echado mucho de menos?
avatar
Luis Mendañá

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 22/08/2011
Edad : 52

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Lucas Castillo el Vie Feb 03, 2012 9:56 am

Aquello tenía que ser una jodida pesadilla. La más vivida y horrenda de la historia de mi vida.

Estaba convencido de que pronto me despertaría y lo primero que encontraría sería algún objeto volador rondándome, por culpa de otra trastada de Carlitos. Bajaría a desayunar y, mientras Mario intentaba imposibles por charruscar las tostadas, nos contaría algún chiste malo de esos que nos haría destornillarnos como locos. Luego le explicaría esa tontería de sueño a Culebra y se mofaría de mi, a tiempo que soltaría algún comentario que pondría a Sandra de los nervios y, en consecuente, a las luces palpitantes. Pero Jimena llegaría, con su perfume y todo se quedaría en calma.

Luego me iría al cole con los peques. Y lo primero que haría al llegar ahí, sería abrazar a Silvia, dejar que me besara el corazón y...y...

Y eso nunca pasaría. Nunca pasaría porque no la volvería a ver.

No más Silvia. No más empanamiento, no más sonrojos, no más calentones, no más besos, no más sonrisas cómplices, no más pecho desbocado.

Mi alma se me quiso escapar del cuerpo.

No más Castillo. No más líos. No más rísas. No más noches en família. No más abrazos, no más regañinas, no más vida.

Todo había terminado. Por completo. En cuestión de horas, mi vida se había girado como un calcetín.

Por su culpa. Levanté la mirada de mis rodillas, solo para fulminar a esa tia que me custodiaba con el odio más sibilino del planeta tierra. Tampoco creo que le importara mucho. Que le dijera que era la persona más deshumanizada que había conocido solo la haría sentir orgullosa, estaba seguro.

Y extraordinariamente vacío, como si me hubiera arrancado algo de dentro además de haberme frito. No le encontraba sentido a nada. La fluidez de la tristeza era lo único, aparte de la rabia, que bombeaba mi corazón. Tenía nas ganas espantos de llorar, pero no le daría esa satisfacción a la pirómana. No todavía.

Esperaria a que la devastadora idea cuajase en mi interior, a pesar de ser tan surrealista... no volvería a verles. No volvería a ver a mi Silvia.

Sentí como me crujía lo poco que quedaba de mi corazón. Y la puerta se abrió, añadiendo puro terror a la explosiva mezcla.

Me levanté de un salto de la cama donde me había sentado, ahogando un grito. Tomando aire. Al parecer, respirar me seguía siendo necesario. Era raro en alguien que acababa de perder todas sus motivaciones por vivir.

Y ahí estaba él. El causante de mi sobresalto, el detonante de todas las cosas malas que me habían pasado en mis quince años de existencia, el pavo más cabron que había tenido la desgracia de conocer... Padre. Saludándome como si fuéramos amigos íntimos, con burlona prepotencia. Sabía lo que pensaba. Que por fin me había ganado y, por mucho que me amargara, estaba totalmente en lo cierto.

Mi capacidad para odiar aumentó con creces mientras observaba el jueguecito que se traía con su mechero. Aquello siempre me había molestado.

- Quiero irme -musité con voz trémula, pasando mazo de su pregunta.- E-este no es mi sitio... Quiero volver con mi família. No... no sóis quien para retenerme. Nunca lo habéis sido.

Sabía de sobras lo estúpida que era esa petición, además de haber sonado parecido a la de un niño caprichoso en busca de chuches. No era yo el que hablaba, era mi desespero. Mi parte racional sabía de sobras que no me dejarían dar tres pasos sin correa.

Tenía que asumirlo. Acababa de perder todo lo que había ganado con los Castillo: La libertad.

Y la atroz idea de seguir preso ahí, para siempre, hizo regirar la bilis en mi interior.


avatar
Lucas Castillo
Mod

Mensajes : 1022
Fecha de inscripción : 26/11/2011
Localización : Valle Perdido

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Juliette Müller el Vie Feb 03, 2012 11:49 pm

Apoyada en la pared de la "nueva habitación del chico freak", observaba a su nuevo inquilino, con una sonrisa de triunfo curvando levemente mis labios. Me sentía muy orgullosa de mí misma, tanto que casi incluso tenía la sensación de parecerme a un pavo real que se pavoneaba desplegando su cola. Pero no era para menos: estaba segura de que mi "heroica gesta" iba a suponerme un premio o algo similar por parte de Padre, pues no por nada había sido la única que había conseguido traerle a alguno de los Castillo. Esperaba ser recibida con honores u obtener algún reconocimiento. Nada de esto ocurrió a mi llegada, y el único recibimiento obtenido fue la orden de llevar al niño a una de las celdas. Vaya, sin duda la hospitalidad no era el fuerte de la organización.

Y allí estaba yo, esperando a que Padre apareciera y se dignase a reconocer lo que había hecho. A fin de cuentas el mérito había sido solo mío, pues yo me había tomado la molestia de ir a por el chico, además de comerme el tarro para buscar una forma de traerle sin llamar la atención, cosa que no había sido nada fácil. Ir por la calle con un tipo que se queja de que lo están quemando por dentro no es algo que te haga pasar desapercibida a ojos de los demás, y menos cuando eres una diva de la ópera que muchos aficcionados al Bel Canto conocen. Me las había visto y deseado para venir sin levantar demasiados rumores a mi paso, ciertamente.

Sonreía levemente viendo como en el rostro del chico se dibujaba una expresión de completa desazón, como si no tuviera apenas motivos por los que vivir. Si hubiera colaborad con nosotros desde un principio seguro que no tendría que ser encerrado como un animal; yo era una prueba de ello: campaba a mis anchas sin tener control alguno, y hacía todo lo que me venía en gana, con la única condición de prestar mi ayuda cuando era requerida. Y como siempre que yo tomaba parte, conseguíamos nuestros objetivos, pues más méritos lograba y más libertad obtenía.
-Enfadándote no vas a conseguir nada-dije con calma, mirándome las uñas con gesto ausente-Solo poner las cosas peor... aunque no sé por que narices te digo esto, cuando voy a ser yo la que más disfrute si consigues enfadar a Padre. Puede que te entregue a mí para que yo me divierta a base tuya. Y créeme, lo que probaste en el bosque solo sería un anticipo de lo que podría llegar a hacerte.

Reí con macabra expectación, cuando Padre hizo acto de presencia. Pensaba que me felicitaría por lo hecho, pero me ignoró como si no fuera más que parte del mobiliario, mientras se iba directamente a por Lucas. ¿Perdón, acaso se estaba olvidando de que yo había sido la ejecutora de todo? El podría dominarnos como fichas de tablero, pero a mí nunca me poseía en plenitud; siempre iba más por libre. Y esperaba un reconocimiento a esa libertad de la que se había beneficiado.
-¿Qué tal un "gracias Juliette, has hecho un magnífico trabajo"? Eso sería lo mínimo que podrías decirme-le espeté. Puede que fuera el que controlase nuestras vidas, pero ahora mismo no me importaba lo más mínimo. Es cierto que le tenía miedo, pero no debía olvidar que yo era más poderosa que él... siempre que nos enfrentásemos en un cara a cara, lo cual era casi impensable.
avatar
Juliette Müller

Mensajes : 263
Fecha de inscripción : 06/12/2011
Localización : En el conservatorio o en el teatro; siempre puedes encontrarme en cualquier sitio dedicado a la música

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Luis Mendañá el Sáb Feb 04, 2012 1:09 am

No fue hasta que Juliette abrió la boca para recriminarme, enfadada, que no le había dicho nada por su espléndida actuación, que me acordé de que la chica también estaba entre nosotros, en aquella misma celda. Cerré la tapa del mechero y la miré a sus rojos ojos, y la sonreí:

- Perdóname, Juliette, había olvidado lo sensible que eres -dije irónicamente-. Me alegra ver que no estoy rodeado de tantos inútiles como algunos... -mi vista se desvió al suelo pensando en esos algunos, "Madre", el Clan Blanco- me atribuyen. Luego hablaremos de tu recompensa. Pero ahora, tenemos un invitado y sería una falta de educación no atenderle a él primero.

Sin más, desvié mi mirada de nuevo a Lucas, volviendo a mi jugueteo de abrir y cerrar la tapa del mechero, para responder a sus, ¿peticiones?, ¿con quién se creía que estaba hablando, con su madre o su padre?

- Creo que ya va siendo hora de que te des cuenta de que lo que tu quieras y lo que tu pienses, no le importa a nadie -contesté sonriendo, con maldad-. ¿De verdad creías, cuando escapaste, que podrías huir para siempre escondiéndote con esa gente en este maldito pueblo? ¿Has sido tan inocente, ni que sea por un momento, como para pensar que si te volvíamos a coger volveríamos a confiar en ti para asignarte una misión que te permitiera largarte como la primera vez? ¿Que podrías volver sin que nosotros no te castigáramos por tu traición?

Era una verdadera lástima no poder volver a contar con su poder para nuestros planes, pues Lucas era un perfecto camuflaje, como un camaleón que adopta un color distinto según su ambiente, pero no podíamos dejar impune. Volví a abrir la tapa del mechero, para inmediatamente volver a cerrarlo, sin dejar de mirar a Lucas, con alegría de tenerlo allí, convencido de que finalmente "Madre" se daría cuenta que no era tan inútil como ella pensaba.
avatar
Luis Mendañá

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 22/08/2011
Edad : 52

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Lucas Castillo el Sáb Feb 04, 2012 3:46 am

Padre tenía razón en algo. Yo era un inocentón.

Eso quedaba demotrado por poder contestar con un "Sí, tenía esa esperanza" a sus dos primeras preguntas y con "Mierda, no había caído en eso" en la última.

Oír la palabra castigo atornilló todas mis fibras, compactas de horror. Me encogí, agachando la cabeza dócilmente para evitar mirar a Juliette más de la cuenta. No quería ni pensar en las extensas posibilidades de tal castigo. Parecía poco problable que me hicieran copiar en la pizarra cien veces "No volveré a desobedecer a mi querida organización"... y el resto estaba cantado.

Mordí la uña índice.

Sí, yo era el traidor. El chaquetero, el que se cambió de bando a la primera oportunidad. Y por lo visto, eso a Padre le había herido en lo más profundo del orgullo, porque si alguien tan débil como yo se le podía escapar, se podía incluso burlar de él ¿Quién no lo haría?

Tener otra vez esa misma persona en tus manos, saber que puedes hacerle morder el polvo o obligarle a bailar al son de las manos de un titiritero... Eso debe llenar de absoluta satisfacción.

- No... no te servirá de nada tenerme aquí -acabé por titubear. Lo odiaba. Quería joderle todos sus retorcidos planes y, por lo tanto, intenté sonar lo más decidido posible. Es decir, poco- Solo quieres usar mis poderes ¿No? Para eso me has cogido, para eso nos jodes la vida a todos... Pero lo llevas chungo. No importa lo que llegues a esperar para asegurarte de que no escapo. Pueden pasar años, pero cuando me necesites, cuando me llames... yo no te obedeceré -¡Guau! ¿En serio he dicho yo eso? Primer premio a la mayor insensatez del día al canto. Ya no valía hacerme atrás, aunque me habría encantado. Mordí la uña con más ansia, huyendo con la mirada- Nunca volveré a creerte. Nunca volveré a hacer nada de lo que me pidas.

Retorcí mis manos nerviosamente para evitar la hiperventilación. Parecía un buen método. Eso y no mirarle. El corazón me palpitaba, chillando que suplicara perdón y clemencia. Que fuera el mismo corderillo que brincaba con la mirada del lobo.

De Padre. No parecía tener límites con tal de conseguir cualquier pieza para su colección. Hay gente que le da por reunir sellos. Él prefiere niños.

- No entiendo. Tienes a gente con poderes muy superiores, como Juliette ¿Porque me necesitas a mí? -le lancé una mirada a la alemana pirada, trepa y lameculos. Cada vez parecía más demente, la pobre. Le faltaba un tornillo y su tuerca, eso nadie lo ponía en duda- M-mi poder no es nada en comparación. Y ya te he dicho que mientras esté aquí yo... no voy a usarlo.

Eso era ua osadía descarada, desde luego. Me estaba ganando un pase VIP para quedarme en esa celda, en pensión completa y permanente... hasta convertirme en un octogenario más arrugado que un mapamundi.

Pero aún. Me estaba ganando una invitación para jugar a otra ronda del juego favorito de Juliette. Presentía que iba a dar brincos de alegría si eso pasaba.

Se me empazaba a cerrar la entrada del aire.


avatar
Lucas Castillo
Mod

Mensajes : 1022
Fecha de inscripción : 26/11/2011
Localización : Valle Perdido

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Juliette Müller el Sáb Feb 04, 2012 5:03 am

Inmóvil y cariacontecida, permanecía en mi posición originaria, apoyada en aquella pared de un blanco desvaído como si lo que allí se estuviera hablando no fuera conmigo. Y ciertamente, así era: yo no era más que el perro que había cazado la presa, un simple objeto que había cumplido su misión. Si Padre no me mandaba a tomar viento en otro sitio, era porque sabía que yo no era dócil en absoluto, y que conseguir mi lealtad no era un juego de niños. Nunca iba a ir lamiendo el suelo que pisaba, como otros muchos niños hacían; yo actuaba movida por el interés propio, como muchos otros de los que estábamos allí. Si me recompensaban por cada cosa que yo hiciera, ¿por qué no seguir siendo miembro de aquella organización? Bueno, eso y que también me podrían destruir si se les pasaba por la cabeza.

Ese temor a mi destrucción era el que me impulsaba a llevar a término todo lo que ahora mismo estaba haciendo. En cierto sentido todo era similar al mundo de la Ópera: tenías que destruir a los demás para conseguir dominar tu vida. Si yo no me mostraba como una chica capaz en la organización, otros muchos me comerían viva. A fin de cuentas, llegar a ser una de las mejores de aquel sitio no había sido moco de pavo; me había costado mucho sudor y esfuerzo, además de numerosas horas de sacrificio. Claro que Lucas jamás podría entenderlo, según veía. Parecía que su concepción del mundo estaba medida por los baremos de la bondad o similar: para él seguramente importaba más la conciencia que para mí. Bueno, a fe de ser sincera, yo ni siquiera tenía una, por decirlo de algún modo. Mi conciencia era yo misma, yo y mi deseo por dominar un mundo que siempre está intentando dominarte. Para triunfar en este cruel sistema, la crueldad era necesaria, y era algo que yo había ido aprendiendo con el tiempo. Por eso estaba ahora en aquel lúgubre lugar, disfrutando como un bebé cuando me mandaban torturar a alguien. Era como si mediante el dolor ajeno yo me sintiera más firme sobre el mundo, más dueña de él.

Escuché las palabras de Padre con gesto desentendido. Claro, se acordaba de mí porque yo me había molestado en hacerlo y en sonar irritada, pero seguro que, de haberme quedado callada, me habría ignorado. Sabía perfectamente que en sus planes no era más que un simple peón que podría mover a su antojo para llevar a cabo sus maquinaciones. Lo que yo pensara o dejase de pensar, le traería al pairo, como siempre.
-Me alegra ver que se reconoce que soy la única de valor en medio de todos estos inútiles-comenté a sus palabras. No dejaba de ser cierto, pues todos habían fracasado en misiones relacionadas con los Castillo, salvo yo. Tal vez Madre apreciara mejor mis cualidades que aquel déspota.

Y mientras aquel intercambio de palabras tenía lugar, Lucas parecía dispuesto a seguir dando guerra. ¿Es que iba a tener que abrirle los ojos a base de llamas o qué? ¿No se daba cuenta de que si seguía en ese plan se iba a condenar para siempre? A mí ni me iba ni me venía, puesto que si Padre lo castigaba seguramente sería yo la que ejerciera de verdugo, pero no podía evitar recordar a la pavisosa que tenía por novia. Comprendía, o creía comprender, lo descorazonador que podría serle el saber que jamás volvería a verla. ¿Por qué pensaba eso? Pues porque más de una vez me había imaginado que Padre me mandaba ir a por Ben, y que tendría que tragarme mis sentimientos por obedecer la orden. Esperaba que esa cosa jamás sucediera, pues de solo imaginarlo sentía una opresión en el pecho que me hacía sentirme deseosa de vomitar.
-Te necesitamos, chico freak-me decidí a contestarle para no sentirme un mero florero en aquel sitio-Eres como un cebo camaleónico. Es cierto que yo soy más poderosa que tú, aunque tampoco es nada fuera del otro mundo ciertamente, pero hay una pega: mi poder es puramente ofensivo y destructivo. El tuyo es más... sutil, por llamarlo de algún modo. Y creo que sabrás que a veces es mejor colarse de forma disimulada que llegar arrasando con todo.

Me reí levemente de mi propia comparación. Lucas seguramente destrozaría cualquier plan antes de poderlo culminar con éxito, viendo como se estaba tomando las cosas.
-Puedo persuadirle para que nos sea fiel-le dije a Padre con una angelical sonrisa-Ya lo hice una vez con la niña criogenética y funcionó a la perfección.
avatar
Juliette Müller

Mensajes : 263
Fecha de inscripción : 06/12/2011
Localización : En el conservatorio o en el teatro; siempre puedes encontrarme en cualquier sitio dedicado a la música

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Luis Mendañá el Sáb Feb 04, 2012 7:47 am

A penas, escuché las palabras de Juliette a mi "felicitación" por su trabajo, estaba más pendiente de Lucas, que respondió lo que yo pensaba aunque de forma más atrevida de lo que lo habría hecho el Lucas que estuvo con nosotros antes de que nos traicionara. Al parecer, aquella familia de idiotas lo había corrompido de tal manera que ahora el chico resultaba tener agallas. Iba a contestarle, pero Juliette lo hizo por mí, no dijo lo que yo pensaba, si no lo que habría dicho "Madre", a mí hacía tiempo que me daba igual la lealtad de los Castillo, en ese momento solo me apetecía vengarme de todos ellos, y de Lucas en concreto por habernos traicionado.

Me daba igual si luego trabajaba para nosotros o se pudría en su celda, pero las palabras de Lucas y la contestación de Juliette me hizo recordar que no trabajaba a mi antojo y mucho menos en aquel momento que mi confianza por parte de "Madre" nimbaba, tras la perdida de Ángel, Blanca y Lucas en favor de los Castillo. Pensaba todo esto abriendo y cerrando la tapa de mi mechero, escuchando la contestación de Juliette a las palabras de Lucas, cuando Juliette se ofreció para "persuadirle" para que nos fuera fiel la sonreí:

- Lamentablemente tu persuasión se convirtió en el destino de este chico cuando nos abandonó, no podemos confiar en que trabajará para nosotros si antes no le hacemos ver lo que les pasa a los traidores -y luego miré a Lucas, sin dejar de sonreír y de abrir y cerrar la tapa del mechero-. Siento mucho oír que no vas a trabajar para nosotros nunca, espero, pues, que te guste tu celda y que te caiga bien Juliette, te aseguro que vas a pasarte mucho tiempo con ambas si no pones de tu parte.

Miré divertido al chico pensando en instalar un monitor de vigilancia de aquella celda en particular, normalmente eran mis hombres los que vigilaban las celdas desde los monitores en la sala de guardias, para ver las torturas sentado en la mesa de mi despacho. Cuando de repente recordé a los Castillo que ya estarían organizándose para un plan de rescate de Lucas.

- Al final, hasta en tu celda vas a resultar útil, alguien de tu patética familia de idiotas vendrá a buscarte y cuando lo haga, dentro de este edificio, nunca saldrá de él -dije sonriendo, maravillado con la idea de que "Culebra" llegara a la sede, poder capturarlo y poder acabar con él, como no pude hacerlo unos meses atrás.
avatar
Luis Mendañá

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 22/08/2011
Edad : 52

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Lucas Castillo el Sáb Feb 04, 2012 9:08 am

La sangre me huyó de la cara.

Por oír mis miedos verbalizados en boca de Padre, por la amable oferta de Juliette de persuadirme de nuevo, por saber que tendría que pasar tiempo con ella y seguramente no jugando al monopoli y... porque ese desgraciado se las sabía todas.

Ambos tenían razón. Yo iba a sufrir en valde y, peor aún, iba a hacer sufrir a los míos. Como diria Juliette y como confirmaba Padre, era el cebo camaleónico.

No me gustaba en absoluto ese papel.

- Ellos no...ellos no serán tan estúpidos de... -quería decir "buscarme", pero la voz me murió. Oh sí. Claro que eran así de estúpidos. Más, incluso.

Lo sabía porque yo habría hecho la misma gilipollez por cualquiera de ellos. Y eso los iba a condenar.

Digerir esa información no era cosa fácil, ni grata. Me daba pánico pensar en la gente que dejaba atrás, pero más centrarme en el daño que les podían hacer. Solo con visualizar como cualquiera de ellos, por tozudo o traidor, podía pasar el mismo dolor inhumando al que me había sometido aquella pirada, me ponía malo.

¿Que sería de los Castillo si los cojían? Que no tendrían vida, como yo. Que iban a quedarse para siempe entre cuatro paredes, como yo. Que todo se acabaría para ellos, como se había acabado para mí. La vida, su sentido. Todo.

Relacioné ese concepto con Silvia. Incluso con la insoportable pena que me asolaba por dentro, royendo, podía dar las gracias. No volvería a saber de ella, pero me aseguraba de que, si no tenía relaciones con mi família, estuviera al margen de todo aquello. A salvo.

Saber que yo era motivo por el que se levantaba cada mañana era un concepto del cual no me atrevía a calcular la magnitud, pero podía dar por sentado que me iba a añorar. Pero viviría. Echándome insufriblemente de menos, puede que tanto como yo a ella, pero viviría.

Al contrario de mi família.

- No van a venir. No saben dónde estoy y si se lo dices tan ricamente sabrán que es una trampa -a pesar del poco potencial de mi voz, aquello quedó bastante claro. No lo suficiente para enmascarar mi angustia, pero iba mejorando.

El corazón me vibraba. Algún día tendrían que ponerme marcapasos. Apreté los labios, mirando a Padre y a Juliette alternativamente.

No sabía cuál de los dos me daba más miedo. Pero si sabía con quien prefería estar si me daban a elegir.

- No puedes dejarme con ella -eso sí que fue sumisión. Súplica patética.

Traducido a mi idioma, sería algo así como "No puedes dejar que me torture hasta la muerte."

Claro que bien pensado... sí que podía ¿Quién se lo iba a prohibir?

Juliette desde luego que no.


avatar
Lucas Castillo
Mod

Mensajes : 1022
Fecha de inscripción : 26/11/2011
Localización : Valle Perdido

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Juliette Müller el Dom Feb 05, 2012 3:03 am

Curvé mis labios en una mueca de macabra alegría por las palabras de Padre. Vaya, así que iba a poder jugar todo cuanto quisiera con el Freak de turno... iba a tener que ir preparándome las maneras de persuasión que iba a emplear, pues no me gustaba improvisar en esas lides. Era una opción muy posible que acabara perdiendo el control y metiera la pata más de lo necesario. Me gustaba establecerme unos límites que ir alcanzando poco a poco, alargando el sufrimiento de la víctima y obteniendo más horas de diversión a su costa. Era un entretenimiento cruel, ciertamente, pero ¿no era cruel el mismo mundo? ¿Qué tenia de raro si yo me divertía de la misma forma que el resto del planeta?

Dejé aquellos pensamientos un tanto filosóficos en mi mente. No me apetecía ponerme a debatir conmigo misma los pros y los contras de la crueldad o esta en el mundo. Ya habría otros momentos de soberano aburrimiento en los que tocar temas filosóficos, de momento más me valía centrarme en lo que se me venía encima: una nueva partida de ese juego de invención propia y que tanto me divertía: torturar al freak hasta la muerte. No iba a llegar tan lejos, pero me aseguraría de acercarme lo máximo posible.

-Vaya, vamos a ser compañeros de juego-le dije al chico, esbozando una mueca de suprema dicha-Creo que vamos a pasar mucho tiempo juntos, como Padre bien ha dicho... seguro que cuando acabe contigo vamos a ser casi íntimos amigos, además de que serás una persona mucho más dócil.

El comentario de Lucas a la idea de tener que pasar conmigo mucho tiempo no se hizo esperar. Una súplica patética a Padre para que no lo dejase conmigo. Vamos, en su situación era más rentable suplicarle a la pared que a él; Lucas era un traidor que había vuelto, y yo era la chica de más confianza de Padre. Estaba claro que si yo le insistía un poco, jugaría con el freak hasta que me aburriera de él. Podría llegar a ser incluso más creativa y sumar al dolor físico el psicológico. Nunca lo había probado, pero me atraía sumar una nota más de agonía a la que normalmente yo inflingía. Podría obtener resultados mucho mejores, ciertamente. Puede que incluso tardase menos en conseguir mis objetivos, aunque me perdiera horas de diversión.

-Ya sabes que me gusta trabajar con público-expresé a Padre, aunque con el objetivo de que Lucas me escuchase-¿Qué tal si los más nuevos ven lo que le hago? Podría servir de aviso y evitar algún intento de escapada.
avatar
Juliette Müller

Mensajes : 263
Fecha de inscripción : 06/12/2011
Localización : En el conservatorio o en el teatro; siempre puedes encontrarme en cualquier sitio dedicado a la música

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Luis Mendañá el Dom Feb 05, 2012 8:00 am

Reí a las palabras de Lucas, quien trataba de convencerse a si mismo de que los Castillo no irían a rescatarle ni aunque yo les diera la dirección exacta del paradero de Lucas, lo cual me dio una idea para mi próximo movimiento para con los Castillo: darles una dirección falsa para que se arriesgaran a salvar a Lucas, en vano, mientras caían de lleno en mis garras.

- ¿De verdad confías tanto en el cerebro de esa gente? Vuestro amor los unos por los otros acabará destrozando esa estúpida familia -dije sonriendo a Lucas-. Sí, es una de esas tonterías que tiene el amor, acabas cometiendo estupideces...

Ya podía oler el reconocimiento de "Madre" cuando me hiciera con todos los Castillo de un solo golpe, máximo dos, relegando de nuevo a Martín, la nueva mano derecha de "Madre", a una especie de puesto de becario o señor de la limpieza, esperaba. Mi sonrisa se ensanchó cuando Lucas me suplicó que no le dejara a solas con Juliette.

- Esto me duele más a mí que a ti... -dije con una fingida mueca de dolor- pero créeme es necesario que aprendas a quien debes serle fiel... -y volví a sonreír y a jugar a abrir y cerrar la tapa del mechero.

Escuché las palabras de Juliette a Lucas y luego cuando se dirigió a mí para pedirme público, asentí con la cabeza:

- De momento te conformarás con los novatos, pero pronto serán los restantes miembros de esa familia quienes observen como sufre cada miembro de la familia... -dije sonriendo, con sediento de venganza y entonces recordé algo- Y ahora que lo pienso, hay dos miembros... o quizás tres... en esa familia que van a sufrir hasta la muerte -dije pensando en Jimena, Mario y "Culebra".
avatar
Luis Mendañá

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 22/08/2011
Edad : 52

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Lucas Castillo el Dom Feb 05, 2012 9:27 am

Aun recuerdo las palabras que le dije a Jimena cuando la conocí, cuando le hablé sobre Blanca y su paradero:

Claro que está viva. Ellos no hacen daño a los niños...

Qué estúpido que fui. No hacían daño a los niños en mi presencia. Ese era el matiz.

Porque yo antes nunca había dado ni un solo problema. Era tan dócil, tan fácilmente manipulable, tan cándido... para aquel entonces, yo tenía a Padre en un enorme pedestal, inspirándome admiración y temor a partes iguales, como si fuese una especie de Dios todopoderoso. Me habían estado machacando hasta convencerme que jamás nadie me querría aceptar excepto él. Que estar ahí era lo mejor para mi. Lo mejor para todos los niños.

Que yo no valía una mierda sin Padre a mi lado. Y tragué con todo, porque estaba inóspitamente solo. Porque me lo creí.

Todo era mentira.

- ¡No! No les hagas daño... No a ellos, por favor -gemí, descorazonado. Aterrado. Porque sabía que, por más que me arrastrara y suplicara, iba a hacer lo que le diera la real gana. Disfrutándolo por partida doble.

Algunos de ellos, no era difícil deducir quien, iban a morir...Desaparecerían para siempre del mapa ¡Por mi maldita culpa! Me odié a mi mismo, por haber sido tan estúpido de dejarme atrapar. Por no haber tenido más aguante durante la conversión de mi sangre en lava.

Pero ya no podía hacer nada, no podía comunicarme con los Castillo para pedirles que no me buscaran y, desde luego, ya nunca lo tendría fácil para volver a escapar.

No era algo que mi conciencia pudiese procesar. Sentí como una mano fantasma se agarraba fuerte a mi esternón, ahogándolo. Tenía unas ganas inhumanas de llorar.

Morirían.

- Debería haberte pegado más fuerte en el bosque -susurré finalmente. Ya ni sabía lo que me decía. Solo quería hacerle daño a aquel hombre tan asquerosamente aborrecible. Quería que sintiera la mitad de pánico, la mitad de dolor que yo sentía en ese momento. Con eso habría suficiente.

Mis ojos se trasladaron hacia la izquierda de su sien y quedé realmente complacido al comprobar la pequeña cicatriz que ahí se alojaba. Podía estar orgulloso de decir que eso se lo había hecho yo, cuando rescaté a Blanca y a Lucía de sus garras. Le substituí y, para que no hubiera dos Padres, encontré oportuno abrirle la cabeza con una tabla, dejándolo inconsciente. Me sentí tan realizado... Fue el momento de mayor gloria de mi existencia.

- Estoy de acuerdo contigo, "Padre" -remarqué la última palabra usando el mismo condescendiente que en aquella ocasión. Ya que me sentía totalmente desolado y perdido, me suicidaría tirándome de cabezas al río, di que sí- El amor es de lerdos... pero no nos hace débiles. Nos hace más fuertes. Si Jimena no hubiese sentido amor por Blanca, jamás la habría estado buscando un año entero hasta recuperarla. Si no fuera porque Ángel se enamoró de Sandra, aún seguiría aquí. Y si yo no me hubiese dado cuenta de todo ello, te habría entregado a esa familia hace mucho. Habría sido fácil atraparnos si no cuidáramos los unos de los otros.

Cerré los ojos, tomando un amplia bocanada de aire. Quería acercarme en esa emoción. Me daba más valor que ninguna otra y eso es mucho decir.

- E-encontrarán una forma de pasarte la mano por la cara, como siempre. Porque son mejores que tú -volví a abrir los ojos, ensayando la mirada más inamovible del mundo ¿Se notaba lo mucho que temblaban mis rodillas? Por supuesto, pero quería tener fe en ellos- Sé que podéis hacerme mucho daño y... eso me asusta. Pero sois incapaces de cambiar lo que siento.


avatar
Lucas Castillo
Mod

Mensajes : 1022
Fecha de inscripción : 26/11/2011
Localización : Valle Perdido

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Juliette Müller el Dom Feb 05, 2012 10:01 am

Miraba de forma ausente a aquellos dos, como si lo que se estuviera hablando no fuera más que el nuevo clima que iba a venir por el cambio estacional, en lugar de estar debatiendo sobre una tortura a uno de los presentes y un asesinato lento a otros cuantos que en un futuro estarían aquí. Y es que me sentía desplazada, como si no fuera más que parte del mobiliario, como si mi persona fuera una mesita auxiliar con patas que iba de un lado a otro y a veces hablaba para darse a notar que seguía presente. Estaba segura de que en cualquier momento alguien pondría sobre mi cabeza algún vaso de agua o similar, o tal vez un jarrón con flores para animar la decoración.

A fé de ser sincera, odiaba sentirme tan invisible. Yo siempre había venido siendo el centro de atención, siendo una de las personas más influyentes. En el mundo de la ópera era la que tenía la última palabra en las decisiones, y una frase mía podía provocar que todo el elenco fuera cambiado. En ese pequeño mundo yo era muy poderosa, y a nadie se le pasaría por la cabeza ignorarme como ahora ellos estaban empezando a hacer. Seguro que, de suceder algo así, no tardarían en pedirme disculpas por obviar mi presencia. Pero estaba claro que esa importancia no la poseía en la organización, donde no era más que una incendiaria que usaban a placer. Ahora lo comprobaba, viendo como Padre pasaba de mí para hablar con Lucas, y este hacía lo propio. Genial, marginada por partida doble, lo que me faltaba.

Rechiné un poco los dientes, frustrada por el trato recibido. Me gustaría gritarle a aquel pretencioso tipo sin poderes que la verdadera captora había sido yo, y que era cosa mía darle a Lucas la charlita, y de paso un buen escarmiento. Vale que me dejase jugar con él, pero no me estaba dando la importancia que yo opinaba merecer. Iba a tener que aliarme con Madre un poco más, para presionar sobre él y conseguir hundirlo, pues lo cierto es que me atraía la idea de ser yo la que en un futuro liderara la organización: una chica con poderes liderando una organización de niños con poderes. Era más lógico que el orden actual, ciertamente.

No iba a negar que la idea de torturar a alguien hasta morir no me atraía. Me encantaba eso, puesto que me permitía llegar hasta el límite y sobrepasarlo, dejando de lado cualquier ápice de piedad. Siempre era divertido ver como deseaban la muerte y esta se eternizaba en llegar... y no siempre aparecía en el mejor momento. Pero dejando de lado mis planes para torturar en un futuro, más me valía centrarme en lo que ahora tenía entre manos.
-Bueno, al menos algo es algo-dije como si nada, mirando a Lucas con fijeza-Mira como habla del amor, como si eso le fuera a dar de comer. ¿Acaso no has aprendido que el amor nos hace débiles, nos consume poco a poco hasta dejarnos sin nada? Nos destruye, nos aniquila, disfrazado de algo deseable. El amor no da placer, solo dolor.

Me sorprendí de mis palabras tan amargas, sobre todo al recordar a Ben, y como me hacía sentir cuando me tenía entre sus brazos. Me sentía un poco contradecida, pero no lo deje ver. Eso era un asunto que solo a mí me atañía.
avatar
Juliette Müller

Mensajes : 263
Fecha de inscripción : 06/12/2011
Localización : En el conservatorio o en el teatro; siempre puedes encontrarme en cualquier sitio dedicado a la música

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Luis Mendañá el Lun Feb 06, 2012 12:19 am

Reí sin despegar mis labios de tan ancha sonrisa al escuchar las patéticas palabras de Lucas sobre el amor y todo lo que habían conseguido mediante ello, era cierto que se habían hecho algo poderosos y habían conseguido retrasar mis planes, pero todo eso había terminado ya eran míos, hasta ahora había secuestrado a miembros de la familia para poder acercarme a ellos, pero ahora tenía secuestrado a un niño que los traería a la boca del lobo.

- Sí, por del amor habéis retrasado mis planes, pero ahora gracias al amor todo lo que habéis conseguido en un año se irá abajo, Blanca volverá a mis manos, y tanto Ángel, como Sandra y los demás acabarán en una celda como tú, ha sido de lo más provechoso, creo que va a ser la primera vez que nos hacemos con tantos niños especiales de un solo golpe -dije satisfecho-. Y no te preocupes por lo que sientes por esa gente, todavía no nos interesa cambiarlo, ahora lo que quiero es aprovecharme de vuestros sentimientos...

Cerré la tapa del mechero victorioso, como si ya estuvieran todos en mis manos, como si ya hubiera matado a los adultos y corrompido a los más pequeños, los más vulnerables a mis palabras. Pero dudaba mucho que "Culebra" o Sandra fueran a obedecerme, a Lucas solo tenía que prometerle la libertad de alguno de sus amigos para que acabara cediendo y tal vez pudiera volver a engañar a Ángel para que se uniera a mí de nuevo, pero era muy peligroso confiar en él.
avatar
Luis Mendañá

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 22/08/2011
Edad : 52

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Lucas Castillo el Lun Feb 06, 2012 1:24 am

Sentía que me iba hundiendo poco a poco, intrínsicamente. El desgarrón de desolación había dejado un hueco vacío en mi pecho.

Iba a pasar. Padre iba a conseguir una pesca de seis por la patilla... Bueno, cinco. Cinco porque le tenía ganas asesinas a Culebra.

Me estremecí, como si hubiesen soplado en mi nuca.

¿Estaría él autorizado para... matar a un niño con poderes? Bueno, eso se tenía que dar por supuesto. Igual que lo estaba para hacerme daño y destrozarme la vida. Igual que lo estaba para matar a Mario y a Jimena, los mejores substitutos de mis padres que jamás hubiesen existido.

El sueño se había caído, partido, roto.

Yo no tenía fuerzas para seguir desafiándole, ni para decirle que era un mierda, ni para empujarle y chillar que me sacara de ahí como una niña histérica. No cuando apenas podía respirar.

Di media vuelta y me dejé caer, derrotado, sobre el colchón de aquella cama, observando con fijación mis rodillas. Debía asumir que a partir de entonces iba a ser mi cama.

Me dolía mucho la garganta. Sentía que se me estaba diluyendo la nuez. Era increíble que mis ojos no se hubieran inundado ya. Me había quedado sin nada.

Habría dado cualquier cosa, habría extorsionado con mi alma solo por tener a Silvia conmigo en ese momento. Para abrazarla, para sentir calor en medio de ese infierno de hielo. El recuerdo de su cara era muy vivido...pero me aterraba pensar que, un día, se borraría.

Me limpié las lágrimas antes de que pudiesen salir a tropel. No me apetecía perder la dignidad tan pronto.

- Si de verdad piensas eso del amor -musité finalmente, levantando a mirada en un arranque- ya somos dos débiles en este cuarto, Juliette.

Hasta esa psicópata tenía la capacidad de querer. Yo lo había visto en riguroso directo y eso me daba una pizca de esperanza. Fe en el género humano. Me agarraba a la idea de que, de algua forma, eso iba a salvar a los Castillo... al menos a algunos de ellos.

Un pensamiento producto de la impotencia. Aparté la mirada, sabiendo que no podía sostener la fulminante potencia roja de los iris de Juliette. El medio crecía potencialmente en mis manos.

No me apetecía que me flminara con la mirada, literalmente hablando. Me causaba pavor.

- Incluso ella puede cogerle cariño a alguien que no eres tú y desear una vida apartada de ti -gruñí, dirgiendo mi vista hacia mi captor. Hacia el despótico hombre de glacial prepotencia. Hacia mi actual amo- No eres omipotente, no puedes controlarlo todo. Un día, tus niños se giraran en tu contra solo por eso. No puedes tenernos eternamente cumpliendo órdenes que no sabemos ni que objetivo tienen.

Exacto. Jamás entendería la meta primordial de esa organización. Capturar niños con poderes, usarlos, entrenarlos.... ¿Con que objetivo? Nunca me lo había explicado.

No era algo que nadie se hubiese dignado a contarme.


avatar
Lucas Castillo
Mod

Mensajes : 1022
Fecha de inscripción : 26/11/2011
Localización : Valle Perdido

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Juliette Müller el Lun Feb 06, 2012 1:56 am

Las palabras de Lucas me habían dado en que pensar. Es cierto que Padre nos mandaba a capturar niños, pero nada más. Nunca nos decía el motivo por el que nos mandaba a reunir a más, por conseguir a más miembros en aquella organización. Era como si estuviera aburrido, como si actuase como un mero coleccionista de seres vivos que añoraba completarla. Lógico teniendo en cuenta que si conseguía hacerse con todos y lograba doblegarnos para su causa, contaría con el que sin duda sería el ejército más poderoso del mundo. A lo mejor era eso lo que pretendía, conquistar el mundo o similar. Algo bastante típico, ciertamente.

Bueno, yo no iba a ponerme a plantearme esos asuntos, ciertamente. Yo me limitaba a obedecer a Padre y a hacer mis propios planes para en un futuro ser yo la dominante en la organización. La idea de dominarla era cada vez más fuerte, ciertamente, como si el zarcillo que empezó siendo hubiera crecido ahora el doble de lo que en un principio parecía.

Pero eso me traía al pairo, ciertamente, teniendo en cuenta que Luxas intentaba difamarme delante de Padre. Se estaba basando en el simple hecho de que pudiera amar a otra persona, de que pudiera serle leal a otro. ¿Pero que se creía ese mocoso que iba a conseguir con eso? Él me había visto confesarle a Ben mis sentimientos, cierto, pero Padre no, y yo ya me había encargado de lucir en todas las ocasiones mi máscara de fría. No me cabía dudas de que se le haría impensable el verme a mí... enamorada, por decirlo de un momento. Yo ya me había encargado de que la gente no pudiera casar esa imagen conmigo, de que pareciera imposible que yo pudiera sentir algo que no fuera mi habitual indiferencia.

-¿Débil yo?-le espeté, con calma, pero con el corazón a mil, a sabiendas de que era cierto que a lo mejor, en un futuro, lo que me ataba a Ben me podría poner en la difícil situación de tener que elegir entre la organización o él-A ti puedo torturarte haciendo sufrir delante de tí a las personas que más aprecias. Puedo hacer que veas como sufren, como suplican su muerte, como fallecen en medio de una pira de llamas infernales. En cambio, ¿cómo vas a hacerme eso a mí? ¿A quién vas a torturar de ese modo para que yo enloquezca? ¡Dilo! ¡A nadie!

Lo miré con calma, para abordar ahora aquella acusación a Padre sobre que nunca nos contaba nada. Si quería seguir siendo inamovible, me convenía hacerme la completamente de su parte.
-Si Padre tiene sus planes, no te los irá a contar a tí precisamente; pues no eres más que uno de los últimos en nuestras filas. Aunque ese comentario tuyo solo demuestra lo idiota que eres.
avatar
Juliette Müller

Mensajes : 263
Fecha de inscripción : 06/12/2011
Localización : En el conservatorio o en el teatro; siempre puedes encontrarme en cualquier sitio dedicado a la música

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Luis Mendañá el Lun Feb 06, 2012 7:52 am

Sonreí al escuchar las palabras acusadoras de Lucas hacia Juliette, Lucas estaba resultando más útil, estando encerrado en una celda durante unos pocos minutos, que todo el tiempo que estuvo con nosotros antes de marcharse, aunque no comenté nada al respecto sobre su acusación de cariño hacia alguien, sabía, por la contestación que le soltó a Lucas, la manera de espetarle a Lucas, que había alguien, un punto débil en la vida de Juliette, ¡por fin! Dejé que Juliette hablara por mí, sin dejar de abrir y cerrarla tapa del mechero, y sin dejar de sonreír, a la absurda profecía de Lucas sobre que un día los niños se rebelarían contra mí.

- Espero que pasando tanto tiempo con Juliette se te pegue su inteligencia -espeté a Lucas-. Ya sabes como me llaman, me llaman "Padre" porque soy un padre para todos los que viven aquí, como lo fui para ti, antes de que te fueras. Demuestra que eres más inteligente de lo que pareces, hay un buen motivo para todo, incluso para que familias se vean separadas, créeme, pero lo sabrás a su debido tiempo.

Miré con una sonrisa malvada a al chico, con grandes planes, cada vez mayores, para conseguir nuestro objetivo final, el principal, el que movía el resto de planes. Parecía que el fin ya estaba cerca.

- También espero que tu absurdo amor te salve de lo que te espera... -dije sonriendo al imaginarlo gritar de dolor por las llamas de Juliette- Quizás si empiezas a amar el dolor, todo esto te dolerá menos -y reí de nuevo, sin despegar mis labios que seguían formando una ancha sonrisa, abriendo de nuevo la tapa del mechero y volviendo a cerrarlo.
avatar
Luis Mendañá

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 22/08/2011
Edad : 52

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Lucas Castillo el Lun Feb 06, 2012 8:20 am

Las punzadas de miedo eran inúsitamente intensas. Se me comían. No podía haber dejado de temblar.

Todo aquello era grotescamente imposible. Superaba a cualquiera de mis pesadillas y por eso no...no podía ser real ¿Verdad?

La alarma de espanto, saltando en mi como un resorte, me hizo ponerme en pie de inmediato, al son de sus palabras. Le dediqué una expresión de desbordante consternación. Es que no podía ser... no podía existir alguien tan inmundamente ruin. Ni tan despiadado.

Era un cabrón de primera. Pero estaba claro que congeniaba de puta madre con la bruja sádica del fuego. Los dos deseaban ver el truculento espectáculo que estaba por avecinarse.

¿Cómo se le llama a la gente que disfruta del sufrimiento ajeno? Ah, sí. Sociópatas.

Jamás había sido amigo del dolor. Y las ocasiones en que me lo había causado, era para poder tocar a Silvia.

Lo que hacía Juliette ya era otro nivel. Era un suplicio que no me atrevía ni a recrear en mi mente. Demasiado potente.

- N-no... No lo hagas -imploré, sin saber bien a cuál de los dos me dirigía. Mi mirada, saltaba del uno al otro con profundo desasosiego. Puede parecer algo extremista, pero estaba apunto de pedir una ejecución inmediata y rápida.

Solo apunto. Incluso para ahorrarme sufrimiento tenía que ser un cobarde.

Di unos pasos atrás, sintiendo como mi corazón desgarraba la carne, atacaba mis propias costillas. Desenfrenado. Y cerré los ojos, esperando lo peor.

No podría retrasar la función eternamente.


avatar
Lucas Castillo
Mod

Mensajes : 1022
Fecha de inscripción : 26/11/2011
Localización : Valle Perdido

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Juliette Müller el Lun Feb 06, 2012 9:28 am

Por un momento creí que iba a decir el nombre, que Lucas nombraría a Ben y me cargaría el San Benito. Yo no era tonta como para no saber que si Padre conocía que yo tenía alguien a quien apreciaba, se encargaría de marcarlo para tenerme más agarrada, por decirlo de algún modo: un seguro vivo que se encargaría de recordarme para cuando yo diera muestras de no serle leal. No me gustaría en absoluto verme en esa situación, verme contra la espada y la pared por culpa de ese niñato que habría abierto la boca más de lo necesario. Habría sido capaz de ponerle brasas ardiendo bajo los pies durante el resto de su vida, o arrancarle la lengua con mis propias manos si era preciso para que no volviera a hablar nunca más, para que no pudiera volver a delatarme.
Padre seguramente se alegraría de haberse enterado de aquello. Lógico, pues por fin seguramente encontraba un punto débil, una mácula en mí. Algo que no me hiciera tan invulnerable. Había cometido un error, ciertamente.

Temía por Ben, para que iba a negarlo. Él poseía un poder, pero no se encontraba entre los nuestros, y conociéndolo como lo conocía dudaba que se encontrase alguna vez. Era el tío más ético del mundo, y seguro que si se le nombraba algo relacionado con actuar en contra de la moral, pondría el grito en el cielo. No me cabía dudas de que cuando me protegió de aquellos dos aquel día, tuvo que tragarse más de un sentimiento amargo por traicionarse. Eso era algo que aplaudía de él, su habilidad para anteponer a sus seres queridos a sus propios principios. Yo jamás podría hacer semejante cosa.

La súplica del freak desterró aquellos pensamientos nebulosos de mi mente, mientras volvía a esbozar una sonrisa. Vaya,. al parecer ahora sí me tenía más miedo que en el bosque... debía de haber comprobado que yo nunca me marcaba faroles, y que cuando amenazaba, lo hacía con razón y mucha. Ahora que él sabía de mis artes, podría atormentarle con amenazas con estas, con promesas de posibles sesiones... al parecer había encontrado un esclavo 24 horas a mi servicio para jugar. Me lo iba a pasar de miedo.
-Vaya, mucho me temo que tus palabras no van a servir de nada, puesto que aquí la que dirige ese juego soy yo, y me apetece mucho jugar. ¿Qué tal un avance para ir abriendo boca?-dije como si nada.

OFF: perdón por la mala calidad, pero no doy para más hoy.
avatar
Juliette Müller

Mensajes : 263
Fecha de inscripción : 06/12/2011
Localización : En el conservatorio o en el teatro; siempre puedes encontrarme en cualquier sitio dedicado a la música

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Luis Mendañá el Mar Feb 07, 2012 8:14 am

Sonreí a la suplica de Lucasy luego a las palabras de Juliette, no tenía ninguna intención de quedarme a escuchar muchas más suplicas patéticas de aquel mocoso, tenía otras muchas cosas que hacer, como por ejemplo tramar, sin dejar cabos sueltos, la captura de los otros miembros de la familiaCastillo, debía asegurarme de que no volvían a pasarme la mano por la cara, como decía Lucas, o por lo menos que, si lo hacían, no fuera volviendo a perder a Lucas, por lo menos hasta que "Madre" llegara, porque entonces ella sería la máxima responsable del fracaso.

- Ya lo has oído, hijo mío -dije con una malévola sonrisa-, tu suerte está en manos de Juliette. -contesté mirando con mi sonrisa a Juliette, volviendo a cerrar la tapa del mechero-. Y ahora, debo pediros que me perdonéis, pero debo dejaros, tengo una familia que destrozar... -expliqué con una sonrisa y luego me dirigí a Juliette, en concreto- Puedes ordenar a cualquiera de estos idiotas -dije señalando a los hombres de negro que vigilaban la zona- que te traigan a los espectadores que prefieras a la celda de al lado -señalé a través de los barrotes la celda de al lado- y... -miré a Lucas con una sonrisa- no lo mates... aún...

Tras decir esto me despedí de Lucas con una sacudida de cabeza, sonriendo y asegurándole que le vería muy pronto. Hice un gesto al secuaz que vigilaba la puerta de la celda y éste me abrió, salí de la puerta y me quedé por ahí para ver el inicio de la tortura antes de irme a mi despacho a organizar el siguiente paso a dar.

OFF(1): No es mala calidad, Juliette
OFF(2): Siento no haber respondido este mediodía, pero estaba demasiado contento como para meterme en un personaje tan cabrón
avatar
Luis Mendañá

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 22/08/2011
Edad : 52

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Lucas Castillo el Mar Feb 07, 2012 8:53 am

Me estremecí con el sonido que hizo la puerta de mi celda al abrirse y cerrarse. Estaba desbordado.

Por completo.

Mis ojos empezaron a cristalizarse con lágrimas de rabia, de impotencia y pavor, todo en uno. No sabía que sensación era la que imperaba sobre el resto. Había una especie de lucha de titanes en mi interior.

- ¡Yo no soy tu hijo, capullo! -grité de forma desgarrada, con toda mi potencia pulmonar, porque ¿Qué más daba todo? Estaba perdido y mi familia igual. Lo que hiciese o dejase de hacer les traía al fresco. Estaba claro que mis palabras no podía empeorar lo que se me venía encima.- ¡Nunca lo fui y nunca lo seré!

Seguro que también se la sudaba, pero estaba dicho.

Es que era simplemente genial. Encima iba a tener público. Con lo poco que me ha gustado que me observen, desde siempre, ahora resulta que un grupo de niños iban a ver como me retorcía de dolor.

Como si fuese el espectáculo de algún circo romano poco ortodoxo.

Prensé los labios y, tragando saliva al comprobar la sequedad en mi garganta, viré hacia lo inevitable. Puse mis ojos sobre el rojo mirar de Juliette, sintiéndome invadido por un escalofrío.

Quería encontrar algún rastro de clemencia en su expresión, pero estaba claro que no lo encontraría.

- ¿A...a qué tipo de avance te refieres? -conseguí titubear, con el hilo de voz más endeble que había sacado en años.

Miedo me daba preguntar, porque estaba claro que no iba a ser un avance tipo los que se ponen en el cine. Si fuera así, yo ya podía imaginarme el trailer de la peli: "La tortura de Lucas Castillo, anteriormente conocido como Lucas López, ex agente de "Padre", actual traidor, futuro cadáver"

Protagonizado por Juliette.


avatar
Lucas Castillo
Mod

Mensajes : 1022
Fecha de inscripción : 26/11/2011
Localización : Valle Perdido

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Juliette Müller el Mar Feb 07, 2012 9:42 pm

Con una ceja alzada, vi como Padre ahuecaba el ala, marchándose de la celda argumentando que tenía nuevos planes al respecto de la familia Castillo. Genial, seguro que eso solo suponía una nueva dosis de trabajo para la menda, pues siempre era yo a la que se enviaba. La principal emisaria de Padre, me habían llamado más de una vez. Y que cierto era, pues era yo la que siempre tenía que ir de un sitio a otro, resolviendo los trapos sucios de aquel tipo. Era una especie de criada universal que podía meter fuego a las personas no deseadas. Una especie de guardaespaldas también era, por otro lado, debido a que una vez que yo amenazaba a los enemigos de Padre, siempre se lo pensaban muy bien antes de volver a amenazar a la organización. Una persona multiusos, sí eso era.

Bueno, ya hablaría con él o con Madre en un futuro, y seguro que esta me comprendería mucho mejor que Padre. En mi opinión, este hombre se estaba desviando demasiado del objetivo primordial de la organización, debido a su obsesión por vengarse de aquella familia que consiguió burlarle más de una vez. Una simple familia donde solo unos pocos de sus miembros tenían poderes, que había sido capaz de poner en jaque a una organización llena de personas con habilidades especiales. Caprichos del destino, tal vez.

Yo no compartía ese odio visceral hacia ellos, puesto que no me habían hecho nada personalmente. Me limitaba a cumplir las órdenes recibidas. pero no me cabía dudas de que si en un futuro se me ordenaba ayudarles, lo haría, por muy contradictorio que pudiera llegar a ser. Bueno, ¿no era la vida acaso la mayor contradicción de todas? Siempre había dicho eso, sin mentir jamás, y ahora volvía a repetirlo como si de una especie de oración se tratase. Es una contradicción, es una contradicción...
Pero contradicción o no, más me valía empezar a jugar con Lucas, pues notaba como me estaba poniendo demasiado nerviosa. Una buena sesión de gritos de dolor seguro que me calmaba. Por eso, ordené a uno de los idiotas que vigilaban la celda que trajeran a las más recientes incorporaciones lo antes posible. Y dicha orden fue cumplida con celeridad, gracias a mi amenaza de torturarles a ellos luego. Lo cierto es que me tenían miedo, pues yo misma me había hecho como una persona inamovible y sádica frente a ellos.

Cuando los críos estuvieron situados en la celda indicada por Padre, me giré hacia Lucas soltando una sonisita.
-Bueno, creo que te demostré en el bosque como son mis avances. Ahí fui magnánima, pero aquí no voy a ser tan buena. No voy a matarte, pero voy a llegar muy cerca, muy muy cerca. Te aseguro que vas a desear la muerte en cada segundo... ¡pero voy a innovar un poco más!-exclamé mientras que ordenaba a uno que trajera una cámara-Voy a grabarlo en vídeo y voy a enviar dos copias: una a esa novia tuya, y otra a tu familia. Para que veas que estás.... bien. ¿No soy una santa?

Reí de mi propio chiste, para mirarlo fijamente a los ojos. Ahora iba a jugar de verdad, no como la vez anterior que solo le dejé probar un poco de mis habilidades.
Así pues, dejé al fuego fluir, pero esta vez me dirigí a su cabeza, centrándome en las finas venas que rodeaban su cerebro.
avatar
Juliette Müller

Mensajes : 263
Fecha de inscripción : 06/12/2011
Localización : En el conservatorio o en el teatro; siempre puedes encontrarme en cualquier sitio dedicado a la música

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Mario Castillo el Miér Feb 08, 2012 12:39 am

OFF: Ahora podéis rolear sin "Padre" durante al menos un turno, igual al segundo turno hago una pequeña participación para observar la tortura un poquito y luego irme a mi despacho.


avatar
Mario Castillo
Admin

Mensajes : 579
Fecha de inscripción : 27/06/2009
Edad : 45

Ver perfil de usuario http://losprotegidosrol.foroespana.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Lucas Castillo el Miér Feb 08, 2012 2:58 am

OFF: Muy bien, tú mandas. A ver, allá voy... Aunque me va a costar mazo describir tal dolor. Estoy por meter la cabeza en el horno para saber lo que se siente XD

Horripilado, observé como la celda de al lado se iba llenando paulatinamente de niños. Un puñado de críos de variadas edades, desde la tierna edad de siete años hasta algunos que parecían mayores que yo, todos con la misma expresión de asustado despiste. Expectantes por lo que pudiese pasar, en alerta.

Como yo.

Ver la cámara de video enfocándome casi me provoca un soponcio. Esa cabrona alemana no sería una santa, pero era cada vez más imaginativa. Al final sí iba a tener peli propia... Y Silvia iba a ver el estreno. El pecho se me encogió. Horror.

Raudo, aparté la mirada de los ojos de mi verdugo, como si así pudiera impedir que se prendiese la mecha. Me giré hacia el objetivo de la cámara, sujetando la respiración en mi pulmones. Tenía la piel de gallina, pero seguía siendo capaz de pensar... puede que le pudiera sacar provecho.

Pro: En el video podría advertirles de que no me fueran a buscar.
Contra: Mi familia iba a ver como me torturaban.
Pro: Quizás eso los auyentaba.
Contra: Silvia iba a ver como te torturaban. E iba a sufrir por mi.
Pro: Cabía la posibilidad de que huyese de Valle Perdido con los Castillo.
Contra: Eso solo iba a hacer que tuvieran más prisa por encontrarme.
Pro: Tenía que intentarlo.

- ¡No me busquéis! -supliqué, dirgiéndome hacia el piloto en rojo. Tenía que ser rápido antes de que el dolor me nublara. Sentía en mi cabeza como empezaba a burbujear el calor y eso me apremió- ¡Es demasiado peligroso! ¡Marchaos de Valle Perdido y...!

Y me gustaría haber dicho más, pero no pude. Prensé los labios, dilatando las pupilas, jadeando. De sorpresa. Sorpresa ante un dolor tan súbito, tan inesperado y... fulminantemente atroz. Devorador.

Todo entorno a mi cabeza.

Caí de nuevo, de rodillas. Literalmente hablando, estaba a los pies de Juliette. Sujetándome las sienes con ambas manos, a través de mi pelo. Mis sienes licuadas por el fuego.

Me notaba febril.

El mundo entero volvió a desaparecer de mi vista, a medida que, cada fibra de mi cerebro se inflamaba con tortuosa lentitud. Como la mecha de un petardo, que va desapareciendo, desintegrándose poco a poco.

Yo pensaba que había alcanzado el sumum del sufrimiento en el bosque. De verdad que sí. Estaba tan lamentablemente equivocado... Ahora el dolor solo se centraba en mi cráneo, pero redoblaba su potencia al estar concentrado.

Cada célula que rondaba, cada neurona empezó a prenderse con el magma, provocando un daño tan prenetante y profundo que no era posible. Mis entrañas ardieron con la misma facilidad que la gasolina. Explotando.

Alguien gritaba. Gritaba con todas sus fuerzas, un pobre desamparado que dejaba escapar un chillido agudo, rasgado, lleno de desespero. Alguien reconcomido por un estalido de fulgurante y absoluto calvario. Expedía suplicas a un volumen nada recomendable para los oídos. Cosas como "¡No, por favor!", "¡Para, te lo suplico!" o "¡No puedo más!", con todas sus variantes.

En estado de shock, tardé en darme cuenta de que ese alguien era yo. Que estaba pegando unos alaridos inhumanos, retorciéndome por el suelo, arqueando la espalda, llorando como un bebé y rogando porque todo terminara pronto. Rogando en vano.

Tenía la cabeza cogida entre las manos por miedo a que estallara, a que esa bola de fuego por fin me atravesara desde dentro, quemándolo todo a su paso. Arrollándome.

Solo se me ocurría una cosa para librarme de aquello, y justo era el consejo que Juliette me había dado. Mi mayor anhelo.

- ¡MÁTAME! -grité, sollozando secamente.

Yo no pedía mucho. Que se perdieran mis sentidos, que se extinguiera la llama que me consumía con indiferente crueldad.

No quería otra cosa. Nunca había deseado nada con más intensidad.

Morirme... una bendición.


avatar
Lucas Castillo
Mod

Mensajes : 1022
Fecha de inscripción : 26/11/2011
Localización : Valle Perdido

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Juliette Müller el Jue Feb 09, 2012 7:47 am

Esperado. Clásico. Manido hasta la saciedad. Aburrido si cabía incluso. Para resumir, todos los adjetivos que indicasen monotonía, repetición y pesadumbre, encaminados a la reacción de aquel chico hacia la cámara cuando me aseguré de que estaba grabando. ¿Qué se creía, que iba a dejar el vídeo entero sin retocar? Ya cortaría la parte del mensajito de turno, de modo que solo se viera el inicio de la tortura. Yo me encargaría de aparecer y de dejar claro que no era precisamente una persona propensa a la piedad. Lo iba a hacer tanto como prueba para los demás como para mí, para demostrarme que todo lo sucedido no había hecho mella en mi carácter. Probaría que no era una débil, que seguía siendo la más despiadada de todo el continente.

Me sabía mal actuar de esa forma, sentirme tan insegura como para tener que aferrarme a un acto de tortura para sentirme mejor conmigo misma. No había mucha gente amiga de esas conductas tan... retorcidas, tan sádicas, tan poco normales. A lo mejor estaba completamente loca y necesitaba ser internada en un psiquiátrico, o similar. Estaba como una cabra, completamente majareta, tan chiflada como cualquier personaje estrambótico que lo fuera. Y que yo misma lo pensase, tenía delito.

No dejé traslucir nada de ese debate interno, ni siquiera cuando veía como Lucas se retorcía de dolor en el suelo, gritando con tal fuerza que amenazaba con partir mis tímpanos en miles de diminutos pedazos. Yo era el cruel verdugo que administraba la condena, y no podía demostrar que hubiera sentimientos en mí. Puede que me hubiera visto gritar una estupidez semejante aquel día, pero de eso ya hacía un tiempo, y estaba completamente segura de que no se iba a repetir. Nunca más permitiría que los sentimientos ganasen la partida de mi frialdad, siempre sería una chica fría y distante. Como antes. Como siempre.

Me reí, levemente de la imagen de dolor que mis ojos contemplaban. Una risita que sonaba argéntea y musical, más parecida al sonido de una mujer riéndose de alguna broma o similar al sonido que una persona podría emitir cuando veía como otro ser humano se retorcía de dolor bajo sus narices. Era un contrapunto de inhumanidad al que me seguía aferrando como si me agarrase a un clavo ardiendo. Ese comportamiento me hacía parecer menos débil, por llamarlo de algún modo, y más diabólica también, todo fuera dicho.

Lucas suplicaba la muerte con la voz tomada, mientras yo seguía riéndome, como una posesa.
-Ya decía yo que ibas a suplicar tu marcha, pero me temo que esta no va a llegar. Padre me ordenó que vivieras, y vivirás. ¡Pero vas a ver a la Muerte muy de cerca!
Y dicho eso, empecé a cantar como si me encontrase en un auditorio en lugar de estar en una sala de torturas improvisada. Cantaba Der Halle Rache, la famosísima aria de la Reina de la Noche en la Flauta Mágica de Mozart. Mis gritos desgarradores se unían a los de Lucas, aunque los míos eran armoniosos, y los suyos estaban llenos de dolor.
avatar
Juliette Müller

Mensajes : 263
Fecha de inscripción : 06/12/2011
Localización : En el conservatorio o en el teatro; siempre puedes encontrarme en cualquier sitio dedicado a la música

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Lucas Castillo el Vie Feb 10, 2012 6:41 am

OOF: UNa pregun... ahora entras tú, Padre? O sigo yo? Solo para saber a quién le toca, no quiero presionar tu inspiración XD


avatar
Lucas Castillo
Mod

Mensajes : 1022
Fecha de inscripción : 26/11/2011
Localización : Valle Perdido

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro anhelado (Juliette y Lucas)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.