Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 54 el Mar Oct 22, 2013 9:10 pm.
Últimos temas
» ¿Os interesaría hacer un foro de un internado?
Mar Feb 24, 2015 5:30 am por Rol

» Solicitud de baja
Mar Ago 26, 2014 9:45 am por Sandra Castillo

» Charles [Dennis, Dani y Jason]
Vie Abr 18, 2014 9:54 am por Dennis Martin Ingram

» Hanna's Relationship
Miér Feb 19, 2014 7:40 am por Hanna Montgomery

» Registro de Casas
Miér Feb 19, 2014 3:42 am por Sandra Castillo

» Registro de personajes
Miér Feb 19, 2014 3:31 am por Sandra Castillo

» Registro de Poderes
Miér Feb 19, 2014 3:24 am por Sandra Castillo

» Ficha de Hanna Montgomery
Miér Feb 19, 2014 3:23 am por Sandra Castillo

» Registro de Avatares
Miér Feb 19, 2014 3:23 am por Sandra Castillo

Tinypic
Image and video hosting by TinyPicForo rol Vista OceanoImage and video hosting by TinyPic Quimera Asylum https://2img.net/h/i1205.photobucket.com/albums/bb422/Realidadysuenosconsisi/4040.png PhotobucketNo Paradise In DarknessForo rol comunidad de policías rolMagic WorldHomenun Revelio Internado AstoriaMauna Loa: Academia Militar Darkest Night: El foro de rol de DC ComicsTLCPhotobucket Blue Bloods
Foro de rol basado en la serie "Los protegidos" presentada por Antena 3. Las ediciones de las imágenes, historias, textos, fichas y demás son propiedad del foro y no pueden ser distribuidas sin autorización del autor o de un administrador respectivamente. Licença Creative Commons
This work is licensed under a Creative Commons Atribuição-Uso não-comercial-Compartilhamento pela mesma licença 2.5 Spain License.

El peor juego de la historia (Juliette y Silvia)

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: El peor juego de la historia (Juliette y Silvia)

Mensaje por Invitado el Mar Mar 20, 2012 5:20 am

Off: Eso es cierto, Lucas... Juliette, si quieres estrangularme tendrás que ponerte guantes... Eso o... no sé... usar una bufanda? Una cuerda?

Eso ya al gusto del consumidor... (No obstante me encanta el post! ^^ )

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El peor juego de la historia (Juliette y Silvia)

Mensaje por Juliette Müller el Mar Mar 20, 2012 8:14 pm

off: Juliette no es tonta, Silvia; te estrangula usando la chaqueta tuya como "guante" entre su mano y tu piel... si es que llevas chaqueta, claro. De lo contrario, edito.
avatar
Juliette Müller

Mensajes : 263
Fecha de inscripción : 06/12/2011
Localización : En el conservatorio o en el teatro; siempre puedes encontrarme en cualquier sitio dedicado a la música

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El peor juego de la historia (Juliette y Silvia)

Mensaje por Invitado el Miér Mar 21, 2012 6:26 am

Off: Bueno vale, que Silvia lleve chaqueta y debajo una camiseta de manga corta... De esa forma al menos la herida del codo puedes provocarla haciendo que se le adhiera a la piel y también puedes estrangularla... Pero una cosa, si es así, al menos en alguna ocasión habría que decir que hace frío (Silvia es súper calurosa) ok?

Aunque hay algo que no entiendo... ¿Cómo se supone que me puedes estrangular con la chaqueta si la tengo puesta?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El peor juego de la historia (Juliette y Silvia)

Mensaje por Juliette Müller el Miér Mar 21, 2012 8:42 pm

Silvia... llevas la chaqueta puesta, y por norma general, suelen tener un espacio del cuello cubierto con la tela. Si poner la mano en esa zona, estrangulas sin tocar la piel.
avatar
Juliette Müller

Mensajes : 263
Fecha de inscripción : 06/12/2011
Localización : En el conservatorio o en el teatro; siempre puedes encontrarme en cualquier sitio dedicado a la música

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El peor juego de la historia (Juliette y Silvia)

Mensaje por Invitado el Jue Mar 22, 2012 6:01 am

Off. Vale, es cierto... soy idiota XD Genial, pues entonces en cuanto pueda me pongo al lío (que creo que será el jueves o como muy tarde el viernes)

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El peor juego de la historia (Juliette y Silvia)

Mensaje por Invitado el Vie Mar 23, 2012 7:04 am

Ignoré a Lucas. Sentaba bien eso de ser cruel con ella, herirla como lo hacía con nosotros, con Lucas. Por eso la odiaba y quería que muriese…

Y ese fue mi error, pensar que la hacía sufrir tanto como lo hacía con nosotros, porque no era así. Ella devolvía el daño mientras que nosotros intentábamos escapar de él. Lo supe en cuanto su sangrienta mirada se posó en mí, iracunda.

Glups.

Juliette se acercó hasta mí con un desprecio mayor que si juntábamos a toda la verdadera familia de Lucas. Ya solo por su reacción quise desaparecer. Iba a devolverme el dolor que le había causado multiplicado por cien. Me arrepentí al momento de mis palabras.

Sin darme tiempo siquiera a arrastrarme de forma lamentable, ella me atrapó por mi codo, lo primero que encontró a mano, seguramente.

Me odié ipso facto por haberme puesto una chaqueta. De haber estado mi piel al aire, no habría podido hincarme con saña las uñas en mi codo, justo como hizo. Una lástima. Siseé, conteniendo el dolor. No iba a darle el gustazo a esa tipa oyéndome gritar, pero no pude reprimirme durante demasiado tiempo, la tela comenzó a arder. Fue cuestión de segundos el sentir cómo el algodón se integraba con mi piel.

Un agudo chillido subió por mi garganta. La muy perra me había cogido pero bien. Intenté escaparme de todas las formas posibles, pero lo único que logré fue retorcerme de pie. Un error.

La tela de mi tobillo también se había adherido a mí y apoyarlo era una pésima idea. Pero debía hacer algo, lo que fuese. Intenté defenderme empujándola, pero era imposible guardar el equilibro mientras sentía brasas en mi codo derecho…

- ¡Para, joder! –quise gritar, pero sus palabras eran más fuertes que yo.

Intenté coger aire, darme voz y ya de paso oxígeno. Pero la psicópata me lo impidió comprimiéndome el cuello, con devoción.

Al menos ya se había olvidado de mi codo…

Intenté detenerla con mis brazos pero me era imposible. El codo derecho estaba hecho trizas, sentir cómo se movía la tela con mi calcinada piel no provocaba más que lágrimas en mis ojos.

Una angustia se adueñó de mi cuerpo. En menos de diez segundo empecé a experimentar lo que de verdad era no saber respirar. Me debatí como pude con mi cuerpo, pretendiendo deshacerme de su brazo derecho. Todo en vano.

¡Me estaba destrozando la nuez!

Toda yo era dolor y saber que la malvada de Juliette pretendía darme matarile delante de Lucas era de lo más descorazonador, ¿Pero qué podía hacer?

Nada, estaba perdida.

Bueno, al menos me reencontraría con mis padres y con Lima…

- Lo siento, Lucas…-no sé si me oyó, la voz se me había acabado…

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El peor juego de la historia (Juliette y Silvia)

Mensaje por Lucas Castillo el Sáb Mar 24, 2012 1:00 pm

Era como si los dedos de Juliette hubiesen apresado mi propia yugular en vez de la de mi novia. La entrada al aire fue denegada por completo cuando la vi retorciéndose por el suelo, buscando atrapar las manos de su opresora sin conseguirlo.

Queriendo hacer algo tan básico y natural como respirar, pero estando dolorosamente lejos de su objetivo. Aquella escena crispó espeluznantemente todo mi ser.

Silvia se debatía con desesperación y un énfasis que decrecía a tiempo que su piel empezaba a teñirse de un poco saludable color salmón. Entré en pánico en cuanto la oí balbucear algo relacionado con mi nombre, gastando las últimas moléculas de oxigeno que debían quedarle. Entonces se apoderó de mí esa espantosa sensación. La de pensar que se estaba despidiendo.

- ¡¿Pero qué haces?! ¡Suéltala! ¡Suéltala… ahora! –chillé con timbre convulsivo, arrojándome aceleradamente hacia la pirómana.

Concretamente, hacia sus muñecas, las cuales apresé, tirando con fuerza de ellas, con la esperanza de que así, por algún extraño milagro lograría que soltara esas tenazas que le robaban el aliento a Silvia.

- ¡Déjala! ¡Sólo te ha dicho lo que no querías oír! ¡No es culpa suya!–gimoteé, forcejeando con desespero contra la fuerza estranguladora de la alemana. Mi corazón se esfumó al ver que Silvia se movía cada vez menos. Apreté mis dedos alrededor de los huesos de Juliette, horrorizado. Si quemaban aún, no podría decirlo. La adrenalina me cegaba de cualquier sensación que no fuera pavor- ¡Basta! Mira, siento mucho que estés sola ¿Vale? ¡Lo siento! ¡Pero no puedes matarla por eso! ¡No conseguirás nada!

Reuniendo la potencia de mis endebles músculos, forcé como pude a que se arrancaran sus huellas dactilares del cuello de mi novia. Con sus manos todavía apresadas, me quedé mirando la sangre que inundaba las pupilas de la pirómana, soltando un sollozo seco e involuntario, de lo más profunda de mi caja torácica. Libre de lágrimas, cargado de pena.

- ¿Es que crees que te sentirás mejor porque le hagas daño? ¿Eh? –me despedacé, con voz tan endeble como lo era mi ritmo cardíaco. Sacudí mi cabeza, provocando un movimiento ondulante en mi flequillo- Y-yo seguiré siendo suyo y seguiré estando aquí con ella… para ella. Y tú… tú seguirás igual, sola. Eso n-no…no va a cambiar. No vas a poder cambiarlo.

Unos tosidos secos captaron mis sentidos. Torcí el cuello hacia Silvia, pudiendo respirar de nuevo cuando ella lo hizo, anhelando bocanadas a puñados, como si acabara de surgir de las profundidades. El alivio era descomunal, pero no proporcionado a la angustia que seguía sintiendo. Dejé a la pirómana olvidada y me cerní sobre el cuerpo de mi novia, apresurándome a bajarle la cremallera para que se expandiera su capacidad pulmonar.

Estaba quebrada. Completamente.

- Tranqui…tranqui Silvia. Respira ¿Eh? T-tú respira –canturreé, descorazonado.

Y por primera vez, fui yo el que quiso comprobar la constancia de sus latidos. Apreté mi trémula mano cerca de su pecho, donde aleteaba un músculo desprovisto de aire, revolviéndose como un colibrí.

Yo no era lo suficientemente valiente para ver como se consumía, ni tampoco para hacerlo yo. Estaba en dos fuegos cruzados.

OFF: Juliette, si crees que te he mangoneado me lo dices y edito ¿Ok? Es que no sabía bien como seguir XD


avatar
Lucas Castillo
Mod

Mensajes : 1022
Fecha de inscripción : 26/11/2011
Localización : Valle Perdido

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El peor juego de la historia (Juliette y Silvia)

Mensaje por Juliette Müller el Dom Mar 25, 2012 9:24 am

Sola. Sola. Sola. Sola.

Hace tiempo, a lo mejor un simple par de semanas, habría dicho que la palabra incluso podía llegar a tener una sonoridad que no me disgustaba. Sí, puede sonar un poco extraño que me centrase en el sonido de una simple palabra, pero cuando has vivido casi siempre en un mundo en el que el sonido es algo fundamental, una simple pronunciación podía ser algo revelador. Por eso normalmente los cantantes de ópera solíamos estudiar idiomas, pues andábamos buscando la sonoridad que a lo mejor esa palabra no tenía en nuestro idioma. Rache, por ejemplo, tenía una sonoridad realmente deliciosa en español, venganza. Una palabra que a mí se me deshacía en la boca, como si fuera una especie de dulce, y que su mismo sonido deleitaba mis oídos.

Sola. Esa palabra era dulce al ser pronunciada sin tener en cuenta su connotación. Cuando te parabas y la sospesabas, parecía hacerse pesada en la lengua, como si estuviera rellena de un plomo que la convertía en una verdadera carga. Y por desgracia era una carga que me había tocado llevar a mí. Iba a estar sola... pero llorando no iba a hacer nada, obviamente. Por eso atacaba, por eso mordía, por eso intentaba dañar todo lo que se me ponía a tiro. Tenía una convicción firme en que si, cuando me encontraba decaída, hacía algo, por nimio que fuese, ese abatimiento desaparecería como por arte de magia. Y eso me impulsaba a cerrar las manos en torno al cuello de Silvia con fuerza ciega, deseando verla morir, ver como se marchaba al otro barrio y su cuerpo se hacía un cadáver entre mis manos. De haber estado más loca, habría incluso mordido su carne una vez muerta, como un acto de canibalismo. Aunque yo no era Anibal Lecter, obviamente.

No escuchaba, no sentía, no me sentía en contacto con lo que me rodeaba. Solo me limitaba a apretar con una ira homicida, deseando estrangular todo lo que mis manos tocaban... y en ese momento, para su desgracia, era el cuello de Silvia.
Y estaba segura de que la habría matado... de no ser porque Lucas me quitó las manos de su cuello, encarándose conmigo, como si me hubiera perdido el miedo. Idiota. Simplemente era eso, un idiota que no conocía los límites que una persona completamente desquiciada podía llegar a tener.
Y lo cierto es que ya no me importaba en lo más mínimo propasarme. Pero me sentía demasiado cansada como para continuar. Habían sido un cupo de emociones demasiado grande como para digerirlo en un día, y notaba que me estaban comenzando a pasar factura.. Por eso ni siquiera me limité a insultar a Lucas, simplemente le solté el puñetazo en el rostro más fuerte que pude dar, para encaminarme hacia la puerta con aire adusto.
-Esto no ha acabado-dije antes de marcharme. Por supuesto que no había acabado, el juego solo acababa de empezar.

OFF: siento irme a la francesa, pero quisiera ir cerrando todos los posts que tengo antes de Semana Santa.
avatar
Juliette Müller

Mensajes : 263
Fecha de inscripción : 06/12/2011
Localización : En el conservatorio o en el teatro; siempre puedes encontrarme en cualquier sitio dedicado a la música

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El peor juego de la historia (Juliette y Silvia)

Mensaje por Invitado el Lun Mar 26, 2012 6:08 am

Aire, oxígeno. Solo quería eso, respirar. Sentir cómo se llenaban de aire mis pulmones, llenarme de vida…

A medida que dejaba de toser descontroladamente iba consiguiendo mi objetivo. Era tal mi desesperación por vivir que ni siquiera pude ver el puñetazo ígneo que le propinó nuestra captora.

Fue el sonido de la puerta al cerrarse cuando la realidad volvió a mí. Ella se había ido, por el momento. Dos cuartos de mi miedo se esfumaron de mi ser, pero mi desesperación seguía a flote.

Vi a Lucas, quejándose de su cara calcinada.

- ¡Lucas! –Más que un grito salió un terrible gallo asfixiado. La garganta aún no me pertenecía.

Intenté andar a gatas pero mis heridas me lo impedían. Mi única solución era reptar, reptar únicamente con mi lado izquierdo. Era angustiosamente patético. Menos mal que fue él el que acudió a mí.

Escuché mi nombre a la vez que me ayudaba a incorporarme. Pero no le permití hablar más, mi miedo no me lo permitió.

- Lucas… ¡Lucas, lo siento! Perdóname –era aire más que voz, pero no me importó.

Empecé a sobarle el pecho, los hombros y… los labios… Mi aliento entrecortado se abalanzó contra su boca, necesitándolo, calmándolo. Mis manos se posaron en su nuca para después explorar sus mofletes una vez que mi poder lo dejaba como nuevo…

Nuestras lenguas se buscaron, frenéticos, compenetrándose. Nos necesitábamos de tal forma que todo se me olvidó, no había nada en el mundo más importante que el poder sentir su piel. Quería protección, estaba asustada, torturada, desesperada y apasionadamente enamorada.

Mala combinación…

OFF: No te preocupes Juls, haremos entonces de parejita enamorada Wink


Última edición por Silvia Fest Fox el Lun Mar 26, 2012 11:11 am, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El peor juego de la historia (Juliette y Silvia)

Mensaje por Lucas Castillo el Lun Mar 26, 2012 9:21 am

Silvia estampó sus labios contra los míos con una voracidad que me dejó fuera de juego en la terminología de lo ipso facto. Parecía muy dispuesta a entregarme el poco aire que le quedaba. Fue automático. Yo lo recibí con la misma ansia desproporcionada.

Me abracé a su cintura de avispa con creciente fuerza a medida que desparecía el dolor, sintiéndome retenido por sus manos arrullándome las mejillas, con la dedicación que le pondría a memorizar el tacto de mi piel en sus huellas dactilares. Su boca me abrasaba con un énfasis primitivo y fiero. Labios en violenta ficción, competiendo con dientes, lenguas y un palpitar atronador.

El alud de sensaciones me hizo sobrevolar desde los instintos más bajos hasta las cumbres de una gloriosa corriente que parecía devolverme todas mis energías. O a lo mejor es que lo estaba haciendo realmente. Me acabé de incorporar sobre mis rodillas para estrecharla cuerpo con cuerpo, con ganas, jadeando aceleradamente en su boca.

Justo entonces, la parte que aún conseguía razonar en mi cerebro, se dio cuenta de que algo fallaba. Algo fundamental.

Y era que esos gloriosos diez segundos estaban apunto de volar entre nuestros dedos, pero mi novia no parecía darse cuenta. Ella seguía asida a mí, temblorosa, dejándome la boca al rojo y contagiándome de su necesitada desesperación.

Por primera vez, fui yo el que se vio forzado a acabar el beso, a cuidarme en salud gracias a lo poco de racional que quedaba en mí. Apartarla fue… descorazonador. Sentirla luchar con las pocas fuerzas que le quedaban para seguir pegada a mí me despedazó desde dentro.

Agarré con dulzura sus muñecas, cubiertas por la tela de su chaqueta y aunque encontré resistencia, tiré de ellas para apartarlas de mi rostro. No costó demasiado. No físicamente, pero me entró una pena sin igual al echar la cabeza hacia atrás, haciendo de tripas corazón y oyendo un extraño sonido de ventosa que daba por acabado nuestro contacto. Mi respiración resultó ser tan constante como lo sería un ciclón.

Temblé, con los ojos cerrados.

- Carai… -susurré entre jadeos.- Es bueno saber que…que no soy el único con problemas de autocontrol…

El aliento huidizo de Silvia seguía rozándome la barbilla, dándome unas ganas estúpidas de actuar como un suicida y abalanzarme sobre ella. Comérmela entera. Pero no debía.

Mi sonrisa demacrada de autocompasión fue exterminada en cuanto abrí los ojos, forzándome a enfrentar lo más truculento de la realidad. Demasiado rojo, por todas partes. Se me apretujó un nudo angustiante en la garganta al observar la combinación de lágrimas y sangre seca que ocupaba el precioso rostro de mi novia.

Eclipsé en sus pupilas.

- ¿Por qué dices que lo sientes? T-todo esto lo he provocado yo… si te han hecho esto es porque tienes una relación conmigo y me quieren castigar–me lamenté con voz queda. – Soy un traidor y ahora tú tienes que pagar por lo que… -tragué, mirando su codo calcinado- por lo que hice.

La impotencia me definió. Las ganas de estallar en lágrimas también.

- Soy gilipollas… -me despeiné liberándole una muñeca, con la mandíbula obstinadamente prieta.

Me negaba a perder la dignidad en el llanto de nuevo, y menos con ella delante. Ya había hecho suficiente el pena.

- Me-mejor que te quitemos la chaqueta… no puede ser bueno tener el algodón quemado contra la piel –declaré, desganado.

Antes de cumplir con ese lamentable propósito, dejé la frente unos segundos apoyada en su hombro. Tragué grueso, dándole un beso desgarrado por encima la tela.

- Supongo que si salimos de esta te buscarás otro novio menos inútil, ¿No? –puede que mi broma quedara estropeada por el tono lacrimógeno que usé.

Por un momento, volvía a desear que me hubiese matado, solo para no verla en ese estado. Mi pobre Silvia…


avatar
Lucas Castillo
Mod

Mensajes : 1022
Fecha de inscripción : 26/11/2011
Localización : Valle Perdido

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El peor juego de la historia (Juliette y Silvia)

Mensaje por Invitado el Jue Mar 29, 2012 2:29 am

¿Buscar otro novio? ¿No sería al revés? Ahora estaba desfigurada… y mi cara… todavía no había podido verme en un espejo pero por todo lo que me dolía y la sangre que se había derramado por esa zona, el resultado no podría ser muy prometedor… Gracias a esa tía ahora era fea…

Le esquivé la mirada con el objetivo de que no me viese esa herida, pero no pude atormentarme en exceso cuando mi brazo derecho no paraba de quejarse. Quise comprobar el regalo de Juliette, pero me fue imposible.

Siseé. Escocía a horrores.

Lucas, a mi parecer atormentado, quiso ayudarme para quitarme la chaqueta. Con la manga izquierda fue fácil pero con la derecha… aquí la cosa se complicó. En el mismo punto donde la pirómana me había cogido, a la tela no le daba la gana de facilitarnos las cosas…

Un quejido involuntario brotó de mi garganta. Si ya de por sí esta estaba hecha trizas, mi voz ya era lamentable intentado gritar.

Lucas me soltó ipso facto.

- No lo hagas, por favor –supliqué cuando pude recomponerme del dolor- no me la quites…

Siendo objetivos era recomendable quitarme aquel algodón calcinado. Pero no por ello mi sufrimiento se hacía más llevadero.

Pude sentir gracias a su mirada cómo se le resquebrajaba el corazón. Lo odié. No quería verle así, no quería que me viera así… Pero no podía evitarlo. No podía andar, no podía levantarme sin provocar el más mínimo roce con mi herida del tobillo o del codo y soltar un alarido. No tenía nada que hacer, solo quedarme sentada y verlo de aquella forma, triste, deshecho.

Pero me negué a ello, me oculté mi rostro, mi mejilla cortada con mi mano izquierda.

Era lo único que me impedía perder mi último gramo de dignidad y contagiársela a mi novio, No, no podría. Sería demasiado.


Última edición por Silvia Fest Fox el Vie Mar 30, 2012 12:54 am, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El peor juego de la historia (Juliette y Silvia)

Mensaje por Lucas Castillo el Vie Mar 30, 2012 12:35 am

Todo mi ser pendía de un hilo. Sentía una sensación tan agradable como lo podía ser meter la cabeza en una apisonadora a la máxima potencia. Casi esperaba oír, en cualquier instante, como mi cráneo estallaba; una sensación semejante a la que había sentido con el vídeo casero de la pirómana. Habría apostado algo a que ver pirarse a Juliette tenía que suponer un alivio descomunal…

Y así era. Sólo que ahora me atacaban otra clase de dolores.

Dolores al ver las muecas de sufrimiento de mi Silvia, tan horribles como sus continuos y tercos intentos por ocultar la herida de su mejilla. El mismo efecto aniquilador tenían sus súplicas rotas por que no le quitara la chaqueta.

- T-tengo que hacerlo –negó, poniendo un mohín desamparado que me dejó desolado- Silvia, es por tu bien…

Diciendo eso, me sentía como uno de esos médicos que aseguran a los niños pequeños que la inyección no les dolerá, cuando claramente les iba a dejar un moratón de aúpa. En ese caso, también. Pero la hipocresía de pensar en lo que era mejor evitaba que acabara por vencerme al desespero. Así lastimaba menos.

- Toma –susurré.

Acababa de rescatar su destartalado guante del suelo. Se había descolorido y luego teñido de color azafrán gracias al pigmento de su sangre, pero el dorso y los pliegues que cubrían parte de su muñeca seguían de un blanco impoluto. Lo acerqué a su boca.

Silvia me lanzó una mirada entremezclada por el miedo y la confusión.

- Muerde –le indiqué en tono agridulce. Había visto hacer esas cosas en las pelis. Serviría para sofocar gritos, para descargar todo el daño que iba a hacerle y que no podría perdonarme. Era muy injusto.

Ella me calmaba el dolor, mientras que yo… yo solo le incrementaba el suyo. Había sido el origen, la causa y el efecto de todo. Menuda mierda.

Los dientes de Silvia, dubitativos, aprisionaron el tramo de la tela libre de impurezas. Le parecía seguir costando respirar. A lo mejor más que antes.

Me puse tras su espalda, para tener una mejor sujeción de su chaqueta.

- Intentaré ser rápido ¿Vale?

Eso no pareció reconfortarla. A mí tampoco, la verdad.

Conté hasta tres en voz alta, intentando controlar la asonancia trémula en mi garganta. Y tiré. No sé que fue más horroroso: Si su largo chillido ahogado por la tela del guante, el posterior sollozo o el ras de la tela al separarse de la carne de su brazo con brusquedad.

Hipando, Silvia se encorvó hacia delante, haciéndose un ovillo, intentando proteger su codo descarnado. Convulsionó en llanto, soltando lamentables “au” entre dientes, aplastándome el alma.

- Perdona –me rompí, apretando su chaqueta con tal fuerza que mis nudillos se pusieron de un pálido traslúcido. Cerré los ojos. No quería seguir viendo aquello. Me arrepentía de muchas cosas en ese instante. Pero de una en particular- Joder… en qué momento se me ocurriría a mí escaparme…

Por primera y única vez, deseé no haber conocido a los Castillo jamás. Que nadie me hubiese enviado nunca a capturarlos, que nunca me hubiese colgado de esa alegre esencia familiar que desprendían. Si me hubiese quedado en casa de Padre, ellos no se irían a precipitar hacia la cueva del lobo por mí. Jamás.

Y si Silvia no me hubiese conocido… otro tanto mejor para ella. Quedaba demostrado.


avatar
Lucas Castillo
Mod

Mensajes : 1022
Fecha de inscripción : 26/11/2011
Localización : Valle Perdido

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El peor juego de la historia (Juliette y Silvia)

Mensaje por Invitado el Lun Abr 02, 2012 7:13 am

Dolor, tormento, pesadumbre. Estaba al límite… en mi vida había sufrido tanto… mi cuerpo no aguantaría algo más. Mis lágrimas convulsas me lo confirmaban.

El quitarme la chaqueta había sido lo peor que habían hecho en mi vida. Intentar mitigar el dolor de alguna manera era muy complicado. Mis cervicales seguían resentidas y lo mismo ocurría con mi estómago, pómulo, tobillo y codo. La posición que encontré menos dolorosa fue la de aovillarme. Al menos de esa forma podría proteger mi brazo (aunque estirado) y mi tobillo. Aparte, esta postura me permitía cubrirme mi corte con mi mano izquierda. Al menos Lucas no ver

Solo había una palabra para definirme: pena. Era por eso por lo que quería alejarme de esta horrible realidad. ¿Para qué querría que Lucas me viese así? Estaba destrozada. ¿A quién le gustaría una novia así? A nadie. Quedaba clarísimo.

Pero a pesar de que, en estas circunstancias solo debería pensar en que me quedaba un suspiro para que Lucas pasase de mí, me era imposible no centrarme en los impulsos de mi cuerpo. Aquellos que te dicen que el tobillo aún estaba sin “tratar” y que mi acompañante de calamidades parecía dispuesto a seguir interpretando el papel de médico.

Sería de idiotas decirle: “Adelante, destrózame el tobillo”. Primero porque el quitarme la chaqueta había sido lo más horrible que había sentido en toda mi vida (ni siquiera el fuego interno de Juliette lo superaba) y segundo porque, tras eso, me parecía una formidable idea eso de conservar mi calcetín incrustado en mi piel para el resto de mis días… ¿A quién le importaba tener un accesorio lleno de sudor y sangre perpetuo?

La respuesta era fácil: a Lucas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El peor juego de la historia (Juliette y Silvia)

Mensaje por Lucas Castillo el Miér Abr 04, 2012 10:34 am

- Silvia… -gimoteé. Solté su chaqueta en el suelo, gateando hacia ella, compungido.

Hacia ese ovillo, chorreante de sangre y fuego, que se suponía que era mi novia. Aunque no hubiese hecho nada qeue mereciese el permanecer a mi lado de ese modo. Aunque ya no pareciese la misma.

- Tengo que… déjame ver qué puedo hacer con…

Y no pude ni decir ni tobillo, porque su reacción acabó conmigo. Me vio acercar la mano hacia su pie y como inmediata reacción, se asió de su postura retorcida para emprender una lenta huída, reptando desesperadamente. Intentando arrinconarse contra la pared.

Aquello me hirió. Mucho.

- ¡Oye! Yo no soy el malo aquí… -siseé, profundamente dolido.

Lloriqueando, aplastó la espalda contra la esquina que nos caía más próxima. Rodeó sus propias rodillas a la vez que se cubría el codo quemado con una mano y escondía su mejilla cubierta por una horrible capa de carmín.

- Por favor, Silvia… no me hagas esto. No lo hagas más difícil de lo que ya es –supliqué con voz despedazada. Sollozó con fuerza.

Creo que intentaba decirme algo, pero la voz se le rompía por el llanto. Apreté los labios, angustiado. Conseguí acercarme a ella con lentitud, como si rondase a una bestia salvaje y muy asustada.

Me contagió de inmediato el temblor que subió por sus piernas cuando le puse la mano encima. Ya no podía hacer más por evitarme, solo encogerse. Percibí que luchaba contra si misma, contra sus impulsos de apartarme. Sabía que no podía. No sin el riesgo de tocarme de nuevo, lo que me supondría la muerte de forma inmediata. Ella no dejaría que pasara.

Mi alma se agrietó de nuevo al verla así de desvalida. Sin opciones.

- Tengo que hacerlo… escúchame –balanceé un tanto su rodilla para llamarle la atención.- Lo hago por ti, ¿Vale? Porque me importas. Por el mismo motivo por el que tú no me has dejado morir, aunque te lo haya suplicado.

Un nuevo escalofrío la asoló. Gimió, negando con la cabeza.

Ya no le hice mucho caso. El dolor le anulaba la lógica, era eso. A mí me había pasado exactamente igual, así que no tomé en cuenta sus balbuceos mientras la sacaba el zapato, con toda la delicadeza del mundo.

Como si ella fuera cenicienta y su comber un zapato de cristal. Igual que en los cuentos de Carlitos.

Pensar en él me revolvió el estómago. Imaginar a todos los Castillo, metidos en jaulas semejantes, encerrados, pasando por esos momentos tan atrozmente espantosos…me acabó de hundir.

Pestañeé con fuerza, prohibiendo que las lágrimas arrollaran mis pómulos. Me habría prometido no llorar más, pero no parecía algo que pudiese llegar a cumplir. No cuando iba a ser el causante de tanta desgracia.

O cuando lo había sido ya.

Me agarré al elástico del calcetín de Silvia. Se cubrió la boca con la palma de su mano, cerrando los ojos, resignándose a sufrir. Como le ocurría siempre.

- Te… Te quiero ¿Vale? Intenta concentrarte en eso –le pedí. No se me ocurría nada más para consolarla.

Asintió, dedicándome una breve pero simbólica mirada, cubierta de una capa cristalina, antes de cerrar de nuevo los ojos. Apretó con vehemencia los párpados, tensándose.

Y tiré. El grito de dolor de mi chica no fue tan pronunciado esta vez, por el simple hecho de que, tras arrancarle esa pieza de ropa, tras despedazar su frágil piel y aplastar su espíritu, el dolor tocó techo.

Se desplomó, vencida. Desmayada.

Tras el horror inicial, llegué a la conclusión de que sería mucho mejor para ella flotar en ese estado, con al menos su mente en portentosa libertad. Sí.

Era mucho mejor. Después de todo ¿Hasta dónde se puede hacer sufrir a alguien y esperar que siga atado a la razón?

Estaba seguro de que iba a descubrir la respuesta en mi mismo. Pronto.


avatar
Lucas Castillo
Mod

Mensajes : 1022
Fecha de inscripción : 26/11/2011
Localización : Valle Perdido

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El peor juego de la historia (Juliette y Silvia)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.