Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 54 el Mar Oct 22, 2013 9:10 pm.
Últimos temas
» ¿Os interesaría hacer un foro de un internado?
Mar Feb 24, 2015 5:30 am por Rol

» Solicitud de baja
Mar Ago 26, 2014 9:45 am por Sandra Castillo

» Charles [Dennis, Dani y Jason]
Vie Abr 18, 2014 9:54 am por Dennis Martin Ingram

» Hanna's Relationship
Miér Feb 19, 2014 7:40 am por Hanna Montgomery

» Registro de Casas
Miér Feb 19, 2014 3:42 am por Sandra Castillo

» Registro de personajes
Miér Feb 19, 2014 3:31 am por Sandra Castillo

» Registro de Poderes
Miér Feb 19, 2014 3:24 am por Sandra Castillo

» Ficha de Hanna Montgomery
Miér Feb 19, 2014 3:23 am por Sandra Castillo

» Registro de Avatares
Miér Feb 19, 2014 3:23 am por Sandra Castillo

Tinypic
Image and video hosting by TinyPicForo rol Vista OceanoImage and video hosting by TinyPic Quimera Asylum http://illiweb.com/fa/pbucket.gif PhotobucketNo Paradise In DarknessForo rol comunidad de policías rolMagic WorldHomenun Revelio Internado AstoriaMauna Loa: Academia Militar Darkest Night: El foro de rol de DC ComicsTLCPhotobucket Blue Bloods
Foro de rol basado en la serie "Los protegidos" presentada por Antena 3. Las ediciones de las imágenes, historias, textos, fichas y demás son propiedad del foro y no pueden ser distribuidas sin autorización del autor o de un administrador respectivamente. Licença Creative Commons
This work is licensed under a Creative Commons Atribuição-Uso não-comercial-Compartilhamento pela mesma licença 2.5 Spain License.

Rolato "Felicidades... Papá"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rolato "Felicidades... Papá"

Mensaje por Dennis Martin Ingram el Dom Jul 22, 2012 12:42 am

Aquel día se había levantado contento. Y tan contento que incluso su pelo se había vuelto rubio clarísimo, clara señal de felicidad. Sus ojos chispeaban emoción y la gran sonrisa de su cara daba a entender que hoy era su día. Y sí que lo sería, no siquiera tenía resaca. Se duchó, lavó los dientes, arregló el color de su pelo (todos sabían que era castaño claro, no podía fastidiarlo) y se vistió de colores claros, como esperanzado de que así todo iría aún mejor. Justo estaba preparándose el desayuno cuando alguien llamó a la puerta. Silbando una cancioncita de ritmo rápido se acercó a ella y con la cara aún radiante la abrió.

Sí, podría decirse que ahí fue donde cesó la felicidad. El día se estropeó en el instante y lo que había sido un comienzo magnífico se fue a la mierda, literalmente. Delante de él estaba la chica con la que estuvo saliendo durante un larguísimo tiempo, tanto que abarcó gran parte de sus años pasados en el high school (tres, aproximadamente). Ella había sido quien le había robado el corazón y con la que aprendió lo que era el amor, era ella su primera novia, en un principio de un modo infantil, pero hacia el final ya había sido una relación en toda regla. Con ella había sido su primer beso y su primera vez, con ella había estudiado y siempre con ella había ido a todas las fiestas y a todos lados. Pasaron por su enfermedad juntos y después cuando él perdió sus padres en aquel accidente. Entonces fue cuando cortaron, después de aquel choque. Él nunca se sintió con fuerzas después de aquello para continuar, se sentía vacío y aunque jamás lo reconoció, le había entrado pánico por las relaciones, no quería volver a amar. Estaba perfectamente en su mundo, el de los analgésicos.

Su primera vez fue a los dieciséis y fue, digamos, un regalo por parte de ella, para su cumpleaños. Hace ya año y unos tres meses, aproximadamente. Aquel período estaba confuso en su mente y él jamás se cuestionó nada de lo que había pasado. Simplemente prefería dejarlo como un sueño, algo que estaba ahí pero que apenas importaba (aunque esto era lo que quería, que no importase nada).

- Angie - musitó. No podía creerse que ella había viajado desde Luton hasta Valle Perdido para visitarle. ¿O acaso era una casualidad? Recién entonces, después de verla, se dio cuenta de algo, a su lado había un carrito de aquellos que usaban los niños pequeños y bebés. Su cara se quedó perpleja. Antes de que pudiese decir nada más ella se echó a llorar y se le colgó del cuello, dándole uno de aquellos abrazos de "después de mucho tiempo". ¿Le había echado de menos?

- D-denn - tartamudeó ella. La envolví con mis brazos, sonriendo ligeramente.

- ¿Qué pasa, Ang? Tranquilízate, estoy aquí - le acarició el pelo. Tal vez también la había echado de menos, pero de ninguna manera estaba dispuesto a retroceder en el tiempo y volver a formar pareja con ella. La había dañado y si se diese el caso de regresar con ella todos los días recordaría que era un monstruo sin sentimientos que había hecho a otras personas pagar con sus problemas. - Aaang, mírame... - dejó el abrazó atrás y cogió su cara entre sus manos, haciendo que sus ojos se crucen con los de ella. - Ahora, entra y cuéntame lo que pasa - sonrió, sereno. Dennis podía ser un muy mal novio pero siempre era un amigo estupendo. Angie le miró.

- Denn... é-él hace lo mismo que tú - musitó, apenas comprensible. ¿Quién era él? ¿Qué hacía? El chico la observó con suma curiosidad, exigiendo más información. - Yo... no quería... no quería involucrarte... Estaba consiguiendo cuidarle por mi cuenta... pero... él hace lo mismo que tú... Denn... ¡Daniel hace lo mismo que tú! - sí, ahora todo le quedaba tan claro. Su cara parecía más perpleja aún, si cabía. Sus neuronas por lo general eran de rápido funcionamiento, excepto cuando estaba resacoso y cuando acababa de despertarse.

- ¿Quién es Daniel? - preguntó, enarcando una ceja.

La chica no respondió directamente, soltó un sollozo y después señaló al carrito. Después le miró y volvió a mirar el carrito. ¿Qué quería decir?

- D-daniel es tu hijo... Dennis, eres padre...

Estas últimas palabras pasaron por sus orejas, entraron en su cerebro y fueron asimiladas, lentamente, pero lo hicieron. Ahora sí, hacía falta mucho para que su cuerpo supiese como reaccionar, desde luego necesitaba un vaso de alcohol. O mejor dos. Tuvo que apoyarse en la puerta o si no se caería al suelo. ¿Él padre? ¿Pero qué clase de progenitor sería? Desde luego uno muy malo. Era irresponsable y era de los que tenían ligues de una noche porque no soportaba a ninguna relación que dure más. Bebía mucho, estudiaba poco (en comparación con sus compañeros), iba arriesgando su vida por ahí con tonterías como conducir sin ninguna medida de seguridad, era mal ejemplo.

Abrió y cerró los ojos unas cuantas veces. Estaba mareado. Retrocedió un par de pasos y se metió en el salón de estar, donde se dejó caer sobre el sofá. Su cabeza cayó hacia atrás. Estaba perplejo, no, decir perplejo era demasiado poco. Le palpitaban todos los sentidos, la cabeza le iba a estallar en cualquier instante.

¿Cómo había pasado? ¿Qué había pasado? ¿Por qué había pasado todo esto?

- ¿Estás bien? - era Angie, la cual había entrado y le había seguido. Sonaba algo preocupada.

- He estado mejor - contestó, aún con la mirada apuntando al techo y su cuerpo tenso sobre el mueble. - ¿Cómo pasó? ¿Qué edad tiene? - preguntó, recapacitando. La última vez que lo habían hecho había sido hace un año y unos meses, aproximadamente, el día antes de cortar. Entonces él había decidido que ya no podía más sostener la relación y la dejó, dejando atrás a la custodia de sus abuelos y decidiendo que lo mejor sería ir con su tío, mudarse a otro país y entrar en un entorno diferente que le haría olvidar. Y lo había conseguido, todo.

- Tiene nueve meses, casi diez... - respondió. Dennis, por tonto que sonase, se puso a hacer cuentas, pero de ninguna manera le cuadraba. - Cuando cortamos tú estabas bajo el efecto de aquellos estupefacientes... ¿Recuerdas? Entonces estaba en el cuarto mes... Y Dani nació en el séptimo... igual que tu... - habló mientras se sentaba a su lado. - No te dije nada porque estabas mal, ¡si ni siquiera sabías en qué mundo estabas! Durante todo el rato dormías y cuando no, estabas sentado mirando un punto fijo. Ni siquiera cuando lo hacíamos parecías emocionarte. Decidí no contarte nada, era lo mejor, me dije, no podrías soportar algo así... Me habrías obligado hacer algo que nadie quería y... tenía dieciséis, mi pareja estaba continuamente drogada y no parecía de este mundo, ¿qué podía hacer? Intenté cuidarle por mi cuenta pero... él comenzó a hacer estas cosas raras que tu consigues hacer... Después del accidente tu comenzaste a cambiar, tus ojos se volvían marrones, grises, negros. Tu sonrisa había desaparecido y parecía que con ella la alegría de tus ojos también y lo dejabas demostrar con el color de ellos... Dani hace eso. Cuando se enfada, cuando se alegra... ¡También le pasa con el pelo! De la noche a la mañana le crecieron los dientes y después desaparecieron! ¡Esto no es normal! Intenté ocultarlo, pero mis padres lo vieron y... lo siento... No puedo seguir... él necesita un padre que entienda... yo tengo que retomar mis estudios, tengo que volver a ser como antes... He hecho los documentos y afirmo que te dejo toda la custodia a ti, yo y mis padres...

Entonces ella acabó de hablar, le dejó con sus dudas, con sus ideas confusas. Se levantó y se fue, dejando al carrito ahí con un bebé llorón y un padre que no sabía ni el mundo en el que vivía. Unas horas más tardes Dennis quiso buscarla pero no había manera. Ella se había ido y no había dejado ni rastro.

Al menos le había dado una explicación, ¿pero era acaso suficiente? Él no estaba preparado para ser padre, simplemente era un adolescente hormonado. Pero, tenía que reconocer que cada vez que miraba al bebé pequeño su interior se llenaba de felicidad. El corazón le palpitaba y una sonrisa aparecía en su rostro. Podía no haber sido la mejor manera de enterarse, ni el momento más oportuno, pero él estaba feliz ahora, o al menos lo parecía. Era distraído y apenas sabía cómo actuar cuando Dani comenzaba a llorar pero se acostumbraría a saber qué le pedía su hijo, este ser sumamente travieso de ojos azules y sonrisa radiante en la que apenas había un par de dientes.
avatar
Dennis Martin Ingram

Mensajes : 237
Fecha de inscripción : 30/06/2012
Edad : 22
Localización : so fuckin sexy

Ver perfil de usuario http://www.youtube.com/NansyDK

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.