Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 54 el Mar Oct 22, 2013 9:10 pm.
Últimos temas
» ¿Os interesaría hacer un foro de un internado?
Mar Feb 24, 2015 5:30 am por Rol

» Solicitud de baja
Mar Ago 26, 2014 9:45 am por Sandra Castillo

» Charles [Dennis, Dani y Jason]
Vie Abr 18, 2014 9:54 am por Dennis Martin Ingram

» Hanna's Relationship
Miér Feb 19, 2014 7:40 am por Hanna Montgomery

» Registro de Casas
Miér Feb 19, 2014 3:42 am por Sandra Castillo

» Registro de personajes
Miér Feb 19, 2014 3:31 am por Sandra Castillo

» Registro de Poderes
Miér Feb 19, 2014 3:24 am por Sandra Castillo

» Ficha de Hanna Montgomery
Miér Feb 19, 2014 3:23 am por Sandra Castillo

» Registro de Avatares
Miér Feb 19, 2014 3:23 am por Sandra Castillo

Tinypic
Image and video hosting by TinyPicForo rol Vista OceanoImage and video hosting by TinyPic Quimera Asylum https://2img.net/h/i1205.photobucket.com/albums/bb422/Realidadysuenosconsisi/4040.png PhotobucketNo Paradise In DarknessForo rol comunidad de policías rolMagic WorldHomenun Revelio Internado AstoriaMauna Loa: Academia Militar Darkest Night: El foro de rol de DC ComicsTLCPhotobucket Blue Bloods
Foro de rol basado en la serie "Los protegidos" presentada por Antena 3. Las ediciones de las imágenes, historias, textos, fichas y demás son propiedad del foro y no pueden ser distribuidas sin autorización del autor o de un administrador respectivamente. Licença Creative Commons
This work is licensed under a Creative Commons Atribuição-Uso não-comercial-Compartilhamento pela mesma licença 2.5 Spain License.

that moment when reality seems crazy as sh*t [Dennis]

Ir abajo

that moment when reality seems crazy as sh*t [Dennis]

Mensaje por Theodore Ingram el Dom Nov 10, 2013 6:12 am

Estoy delante de la oficina. Es el momento, ahora puedo decidir si seguir de verdad con esto o regresar. 

Inspiro hondo y me decido. Ser valiente cuando todo se ha derrumbado a tu alrededor es difícil. 

No sé qué pasará de ahora en adelante, sólo sé que seguiré adelante con el plan. Buscaré a mi familia biológica. ¿Razón? No sé si existe una, sólo sé que hay algo que tira de mi para encontrarlos. No tengo otra cosa que hacer, así que dejo que el instinto me guíe. Desde que mi padre murió, no encuentro mi lugar, no sé dónde pertenezco, y tal vez puedo encontrar la respuesta a mis dudas con ellos, esta gente desconocida que comparte mi código genético. Ya es algo en común. 

Pero ahora mismo no los busco a todos, sino a uno en especial. Por eso tuve que reforzar mi español y volar hasta aquí. Bueno, por esto no. Ir al curso intensivo de castellano fue sólo una excusa para demorarme algo más de tiempo. Sólo algo que me permitía ganar confianza y también me ayuda a buscar una salida a todas las miradas de lástima de gente que conozco. 

Compruebo que no me veo como un mendigo: tengo la camisa bien planchada y abrochada, los vaqueros bien subidos, los zapatos atados, el pelo perfectamente peinado. Y entonces entro. 

Es un espacio amplio, pero lo que estoy buscando no esta allí, sino en la planta siete, por lo que me dirijo al ascensor. Trato de no llamar la atención, soy consciente de mi parecido con él, el jefe del mes, según la página web indicaba. 

Llamo el ascensor, y cuando llega, espero a que la gente salga. He estado esperando con unas cuantas personas, todas trajeadas, a que las puertas metálicas se abran, y es con ellas con las que entro en la máquina. Pulso el botón de mi piso y me aparto lo máximo posible, buscando la pared para apoyarme. No llevo nada encima excepto el móvil, la c artera y las llaves de mi habitación en el hotel en el que estoy alojado. Y tal vez por eso me miran como si fuese un simple chavalín que está a punto de hacer alguna trastada. 

Espero con paciencia hasta llegar a mi piso, la cual no llega tan deprisa como me hubiera gustado. No sé si soy yo el que lo percibe todo con demasiada lentitud o es el bucle espacio-temporal en el que se adentra la cabina, por lo que va más despacio que cualquier ascensor que haya conocido. 

Estoy nervioso y se me nota en el comportamiento: estoy mirando continuamente la hora y cambiando el peso de una pierna a otra. Moviéndome con cierta inquietud. No tengo miedo, simplemente estoy impaciente. Mi vida está a punto de cambiar y no sé si para bien o para mal. Voy a conocerle, a él, mi hermano gemelo. ¿Cómo será? ¿Será como yo? 

- ¿Dennis? - una mujer se me acerca y suspira con alivio. - Estaba buscándote, al parecer perdiste tu tarjeta de identificación y el guardia me la acaba de traer - me pasa algo plastificado y lo cojo, y asiento con la cabeza. - ¿Estás bien? Te veo algo pálido - suelta. 

- Sí... sí, gracias - trato de sonreír. Espero que se vaya y entonces le dirijo una mirada a la tarjeta. Aparece un chico sonriente, vestido en traje, por lo visto, pero cuya corbata se encuentra en su frente y no en el cuello, donde debería estar. Sonrío un poco, es divertido. No parece una tarjeta muy oficial, no sólo por la foto (que también), sino porque en "Nombre" pone "Dennis So Freakin' Sexy Ingram". Digo yo que esto no es del todo profesional, ¿o sí? 

Una vez examinada, la guardo en el bolsillo y me dirijo al cartel que indica a los que nunca antes han estado ahí la distribución de los despachos, buscando el 7.07 (¿le costará memorizar números o simplemente es una mera coincidencia?). Lo encuentro con rapidez y me desplazo, antes de que otra persona se me acerque. 

El pasillo por el que voy es amplio y blanco, aunque la decoración tiene unos colores vivos. Hay fotografías enmarcadas y colgadas, no muchas, pero las hay. En una aparece él con un casco de obrero puesto al revés, muy sonriente, sin embargo. Me recuerda mucho a una foto mía, de una excursión a una cueva de hace unos años. Salgo de la misma manera... Sonrisa estúpida de oreja a oreja y casco mal puesto... 

Haber encontrado esta coincidencia me reconforta. No parece alguien muy diferente a mi. 

- Yeah! Of course I've done the interview with the costumers... - había llegado hasta su despacho, y al ver su puerta abierta me quedé un poco de lado, para que no me vea. Entonces le escuché hablar, y supe que era por teléfono cuando no noté ninguna respuesta. Eché una mirada cautelosa al interior, y al ver que mi supuesto hermano gemelo estaba apoyado en el escritorio, de cara al gran ventanal que había detrás de éste, decidí esperar a que acabe. - Yes, the British ones... Yes, they do make a lovely family... Yes, they live in Leeds... Yes, I know it's a lovely city... Wait, what? Why? I'm not sure I can take a free week from school, you know, it's not like work... Yes, I do want to see y'all... Yes, I know you miss Daniel... But I can't do anything about it... Okay... yes, we are still skyping tonight... Okay, see you. Bye! (*) 

Le veo girándose para colgar el móvil, no mira hacia delante sino que tiene su vista fija en la mesa. A punto de llamar a otro teléfono, supongo. Pero antes de que lo haga me armo de valor y llamo, dando un par de golpes en el marco de la puerta. La suerte está echada, todo se decidirá ahora o en unos segundos o... en poco tiempo, al fin y al cabo. 

Estoy a punto de un estado de taquicardía, lo sé porque siento que el corazón quiere salirse de mi pecho, golpes rápidos y fuertes. Como si hubiese subido los siete pisos corriendo. Me sudan las manos, me tiemblan las rodillas. Estoy hecho lo que se dice un flan. Pero tengo un buen presentimiento, y si no me muero de los nervios antes de que él levante la cabeza, sé que las cosas saldrán bien. Espero que salgan bien.

(*) Traducción: ¡Sí! Claro que he hecho la entrevista con los clientes... Sí, los británicos... Sí, son una familia adorable... Sí, viven en Leeds... Sí, sé que es una ciudad adorable... Espera, ¿qué? ¿Por qué? No estoy seguro de poder coger una semana libre de clase, ya sabes, no es como el trabajo... Sí, quiero veros a todos... Sí, sé que echas de menos a Daniel... Pero no puedo hacer nada acerca de ello... Vale... sí, todavía chateamos (skypeamos? XD) esta noche... Vale, nos vemos. ¡Adiós!
avatar
Theodore Ingram

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 29/01/2013
Edad : 23
Localización : Tu mente! ;)

Ver perfil de usuario https://www.youtube.com/NansyDK

Volver arriba Ir abajo

Re: that moment when reality seems crazy as sh*t [Dennis]

Mensaje por Dennis Martin Ingram el Dom Nov 10, 2013 6:13 am

Desconcierto.

Esto es lo primero que sentí en el momento en el que me fijé en la persona que llamó en la puerta de mi despacho. Esperaba que fuese Vic, la asistenta de Jason, con un buen té y la carpeta con la información de los requisitos de contrato de los clientes con los que había quedado mañana. Normal que me sorprendiese, ¿no? En vez de que apareciese una mujer muy simpática y amable, aunque no en su mejor forma física, había aparecido un tío sexy, y digo sexy porque es que es jodidamente clavadito a mi, y yo lo soy, y pues, se te queda una cara de WTF flipante, ¿no?

Me quedé observándolo. Analizando cada detalle de él. Bien peinado y vestido. Idéntico a mi, sólo que con la diferencia de estar algo pálido, mientras que yo tenía un ligero bronceado. También tiene ojeras, tal vez lleva mucho sin dormir bien. Ojeras parecidas a las que yo solía tener hace un par de años. Me entra un escalofrío al recordar.

Rodeé mi escritorio, olvidándome por completo de la llamada que estaba a punto de hacer. Necesitaba acercarme a él. Más que nada llevado por la sorpresa. ¿Estaré soñando? Sé que últimamente ando algo distraído y cansado, pero es por la época, está el trabajo en la oficina y después las clases y... ¿Podrían causarme alucinaciones estas cosas? ¿O debería comenzar a despedir a gente, porque desde luego algo no funciona con la seguridad si hasta mi llegan alucinógenos? Pero si fuesen alucinógenos habría unicornios y dragones y cosas parecidas, ¿no? Con suma prudencia giré mi cabeza primero hacia la derecha y luego hacia la izquierda, comprobando de que no haya nada por el estilo en el despacho. No sabría decir si fue un alivio o me acojonó más de lo que ya estaba.

Inspiré, unos segundos más tarde, al darme cuenta de que me había quedado sin aire.

Estaba frente al tipo este y comprobaba cosas como nuestra altura, el pelo, los ojos, la nariz, las cejas... Eramos muy parecidos, si bien no idénticos como en un principio había pensado.

Levanté la mano, buscando su cara para tocarla. Necesitaba tener pruebas que no era falso. Y cuando comprobé que era un tipo sólido, no un holograma o algo por el estilo, retrocedí un paso instintivamente.

- ¿Quién coño eres? - exigí saber.

Me estaba costando mucho asimilar la información que estaba recibiendo. Pero todo esto no tenía sentido. Al menos no para mi.

Trataba de respirar, como me habían enseñado en el hospital años atrás, porque sentía que el pecho me iba a explotar si no lo hacía. Me alejé de ahí, dirigiéndome al escritorio para poder rebuscar en uno de los cajones del mismo. Necesitaba un analgésico, no sólo por la cabeza.

- Entra y cierra - le ordené al notar que no respondía.

Tragué la pastilla que recién había sacado y me dejé caer en mi silla, antes de que mis piernas abandonasen la batalla e hiciesen que me derrumbe.

¿Qué mierdas estaba pasando?
avatar
Dennis Martin Ingram

Mensajes : 237
Fecha de inscripción : 30/06/2012
Edad : 23
Localización : so fuckin sexy

Ver perfil de usuario https://www.youtube.com/NansyDK

Volver arriba Ir abajo

Re: that moment when reality seems crazy as sh*t [Dennis]

Mensaje por Theodore Ingram el Dom Nov 10, 2013 6:14 am

Estaba observándolo. Igual que él hacía conmigo. Pero yo no estaba tan sorprendido. No, yo no estaba sorprendido, yo sabía por qué había ido. Había ido para revelarle la verdad. Para explicarle como no era hijo único, sino que no sólo que tenía un hermano, sino que también era un mellizo. Había ido para explicarle que tanto su vida como la mía se habían convertido en mayor o menor medida en una mentira, por culpa de unos cuantos seres inmorales, y por mucho que me duela, uno de ellos había sido el que había creído mi padre. El que me había enseñado la moralidad, la sinceridad, la valentía, la amabilidad... El que me había educado.

 ¿Es hipócrita que le enseñes a alguien tener los valores que tú mismo no tienes? 

La verdad es que no sé si lo es, o no, pero desde luego es raro. 

Me siento algo estúpido por no haberme enterado desde antes con lo que pasaba. Sobre todo cuando mi padre recogía el periódico y ni siquiera me dejaba verlo antes que él, entonces desaparecían páginas. O a lo mejor veía algo en Internet y luego la página quedaba bloqueada y no se podía acceder, y cuando cambiaba de canal rápidamente... En un principio me había parecido que simplemente se trataba de paranoias de adultos, pero entonces comprendí al meterme a su despacho de lo que realmente había pasado. En un cajón encontré recortes de periódicos, cientos de ellos, tratando sobre los Ingram. Había otros que no eran recortes sino noticias impresas. Todo minuciosamente archivado en orden cronológico en archivadores, escondidos en la estantería más alta de su biblioteca. 

Cuando murió me dediqué a revisar todas las noticias, leerlas una a una. Era una obsesión que no había podido retener, había necesitado descubrir el porqué de la traición. Por qué nunca me había dicho la verdad. Uno de aquellos días había llegado a una noticia que me había destrozado. Me acuerdo de cada gotita de tinta que había esparcida por aquella página, por la disposición de cada cosa, de cada letra. Había estado leyendo, esperanzado de poder encontrar algo, cuando de repente me había cruzado con esta noticia que anunciaba la muerte de los que habían sido mis padres biológicos y del estado crítico de lo que era mi hermano. Noticia acompañada de una fotografía de un coche hecho polvo y una foto familiar de los tres a su lado. En aquel momento había dejado de leer. 

Pero algo me obligó a continuar: otra gota de esperanza. Pero en los recortes de los próximos meses no salía nada acerca de Dennis. La primera noticia que salía acerca de él era de abril del 2011. La noticia anunciaba que Dennis se había mudado del país por una demanda judicial. Era una nota de la prensa de cotilleos, básicamente, pero al parecer sí tenían fundamentos. Dennis había pasado por un juicio contra un tal doctor Alsan, y había acabado perdiéndolo. Y al parecer había pasado por otras demandas de semejante índole, por lo que acabar en la boca de los periodistas no había sido de extrañar. La próxima noticia en la que aparecía era un concierto benéfico para asociaciones de diferentes países en los que la compañía de los Ingram tenía sede, y el tío había sido parte del concierto, tocando el piano en algunas de las piezas interpretadas. Había más noticias parecidas, entremezcladas con otros juicios. En definitiva, no me dejaba ni pizca de información certera sobre quién era mi hermano, porque en unas noticias lo pintaban como vándalo y en otras como héroe. 

Obedecí a sus órdenes: entré en el despacho y cerré la puerta. 

- ¿Es una historia larga? - no puedo esconder mi acento, todavía me cuesta mucho hacerlo, aunque seguro que si me quedo por aquí lo conseguiré. 

Dennis asiente con la cabeza, parece estar confuso. No lo culpo, yo también sigo estándolo un poco. - No tengo tiempo, pero siéntate y cuenta - me ordena, contradiciéndose un poco, y yo cumplo de nuevo. Pero me cuesta hablar con naturalidad en español, así que sin pedir permiso y sin consultarlo comienzo a relatar la historia tal cómo había sido y tal cómo había practicado. 

Decirle a alguien que ya tiene casi la mayoría de edad y ha crecido como hijo único que eres su hermano gemelo no es la tarea más sencilla, sobre todo cuando este alguien es tan espontáneo como parece que Dennis es... y tan frágil respecto a su estado psicológico y emocional. Me presento y le cuento como cuando nacimos eramos dos (obviamente), y que unas personas que trabajaban en el hospital en el que nacimos ganaban dinero extra diciendo que los niños habían muerto, para luego venderlos. Una historia horripilante, desde luego, que marcaba la vida de muchas familias, y que por alguna extraña razón nos había pasado a nosotros. 

Le paso mi cartera, con todos mis documentos, para que compruebe todos los datos que ahí puede haber. Mientras él investiga, sigo contándole. Le cuento cómo el que suponía mi padre me compró, y me lo contó recién cuando se supo que yo no podía ser su donor. Entonces le hablo de la obsesión de mi supuesto padre de guardar los recortes de periódicos, como yo tuve la obsesión de leerlos y que gracias a ellos había conseguido encontrarle. Le apremio por todos los actos benéficos en los que ha participado. Le aclaro que no estoy allí a causa de la fortuna de su familia, porque yo ya tengo la mía, la herencia de mi padre. Antes de que este muriera me había emancipado, para no caer en los últimos meses de mi minoría de edad en un orfanato. Y entonces me callo.
avatar
Theodore Ingram

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 29/01/2013
Edad : 23
Localización : Tu mente! ;)

Ver perfil de usuario https://www.youtube.com/NansyDK

Volver arriba Ir abajo

Re: that moment when reality seems crazy as sh*t [Dennis]

Mensaje por Dennis Martin Ingram el Dom Nov 10, 2013 6:14 am

Overwhelming. Podría decirse que comprendo todo lo que dice pero a la vez no comprendo nada. Es demasiado para mi. La cabeza me duele, y estoy seguro que tengo fiebre. Mientras el tal Theodore me cuenta esta historia, trato de analizar los datos y sus documentos. La información coincide, de alguna manera, pero aún así sigue pareciendo una cosa exageradamente extraña. 

Me balanceé en mi silla, reflexionando. Necesitaba comprobar todo lo que decía, ¿pero cómo? 

Jason.

Descolgué el auricular del teléfono y marqué el primer número: Jason. Jason sabría si su hermana estuvo embarazada de gemelos, ¿no? Porque a mi desde luego no me habían dicho nada. 

- ¿Jase? Se precisa de tu ayuda - traté de sonar los más natural posible, algo relativamente complicado teniendo en cuenta que era todo tan confuso. ¿Pero a quién se le ocurre? Al parecer al destino. Acto seguido colgué.

- ¿Quieres un té o algo para beber? - le pregunté mientras levantaba el auricular del teléfono de nuevo y marcaba el segundo número memorizado como marcación rápida. Él admitió que sí y pidió un vaso de agua. - Hey, Jo, ¿me puedes traer tres vasos de agua y tres tés de esos que sólo tú puedes hacer? - pedí, y luego aclaré. - La puerta está cerrada, pero puedes entrar con tranquilidad - le indiqué, dado que todos los que trabajan aquí saben que si la puerta está cerrada, no pueden entrar, a no ser que se avise lo contrario. Está bien que todos sepan que existe la intimidad y que la respeten. 

Colgué, de nuevo, y esperé. Mientras tanto trataba de filtrar algunas preguntas estúpidas para no hacerlas, básicamente. 

- Así que... ¿Estás seguro que somos hermanos? - pero mi filtro no era perfecto, obviamente. Era además bastante pésimo. 

Macho, este tío era clavado a mi... bueno, estaba sobre el 90% de clavadez, si es que esta palabra existe. 

Theodore asintió. 

Esta iba a ser una tarde larga y exhaustiva, sobre todo para él. 

Más tarde llegaron las bebidas, seguidas de Jason. Jo se quedó flipando al verme hablar con un clon mío, pero no hizo preguntas. No se hacían preguntas en las oficinas, pasase lo que pasase, por esto se les pagaba más. Jason se quedó más o menos igual. Pero él sí que sabía algunos detalles... Como que mi madre había estado embarazada de gemelos. 

Es gracioso como toda la historia, cuando la investigamos más a fondo, resultó ser cierta. Gracioso como le habían arrebatado a una madre uno de sus bebés recién nacidos y lo habían asesinado en los documentos, falsificando una acta de nacimiento y vendiéndolo a un tío con mucha pasta que se creía el rey del mundo. Gracioso como habían cambiado tantas vidas, estropeando más de la mitad.

Menos mal que no actuaba espontáneamente cuando estaba confuso, porque sino probablemente le hubiera pegado una paliza a mi hermano. ¡Qué raro que suena! Pero, tengo un hermano.

 Soy Dennis Theobald Cenhelm Ingram, tengo 17 años y tengo un hermano gemelo. 

Lo que significa que... Sí, ¡tengo un clon! ¿O soy yo el clon?
avatar
Dennis Martin Ingram

Mensajes : 237
Fecha de inscripción : 30/06/2012
Edad : 23
Localización : so fuckin sexy

Ver perfil de usuario https://www.youtube.com/NansyDK

Volver arriba Ir abajo

Re: that moment when reality seems crazy as sh*t [Dennis]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.